El 46% de las empresas ha aumentado su inversión en la nube híbrida

  • Cloud

nube cloud

Ante el auge del teletrabajo, la mejora de las infraestructuras de TI y las capacidades de trabajo remoto se han convertido en prioridades de las empresas para los próximos 12 a 18 meses. Así, se prevé que los despliegues de nubes híbridas aumenten en más de 37 puntos porcentuales en los próximos años.

Recomendados: 

Domina la complejidad en el cloud Leer

Capacidades críticas para la monitorización de los microservicios Leer

La emergencia sanitaria ha desplazado el foco del sector TI hacia el fomento del teletrabajo y la puesta en marcha de proyectos e infraestructuras en la nube de forma casi instantánea para dar servicio a las necesidades de trabajo en remoto de las empresas. En este sentido, el 86% de las empresas considera la nube híbrida como el modelo de infraestructura tecnológica ideal, de acuerdo con la tercera edición del estudio anual Enterprise Cloud Index Report elaborado por Nutanix.

El estudio, que pretende medir el grado de adopción de las tecnologías en la nube privada, pública e híbrida, ha analizado también este año el impacto de la pandemia generada por la COVID-19 en las decisiones y estrategias de TI de las empresas, el 76% de las cuales afirma que la pandemia les ha hecho ver la tecnología como un factor más estratégico. El 46% confirma que sus inversiones en infraestructuras de nube híbrida han aumentado como respuesta directa a la situación generada por la COVID-19.

Un mayor número de organizaciones que ya utilizan entornos híbridos han señalado que era más probable que pudieran ofrecer configuraciones de trabajo más flexibles, fortalecieran sus planes de continuidad de negocio, simplificaran las operaciones e incrementaran su apuesta por las conferencias digitales debido a la pandemia. Además, según este estudio, las empresas también dependen cada vez más de múltiples nubes públicas. Así, entre las organizaciones que trabajan con este tipo de nubes, el 63% utiliza dos o más nubes públicas o multinube (con la previsión de que este porcentaje suba hasta el 71% en los próximos 12 meses).

Las empresas afirman que ya están dando los primeros pasos para ejecutar con éxito un entorno de nube híbrida, incluida la adopción de infraestructuras hiperconvergentes en sus centros de datos, así como el desmantelamiento de aquellos “Data Centers” no habilitados para la nube. Los responsables de tecnología prevén que, de media, los despliegues de nubes híbridas aumenten en más de 37 puntos porcentuales en los próximos cinco años, con la correspondiente disminución de 15 puntos de los centros de datos no habilitados para la nube.

El teletrabajo está aquí para quedarse y las empresas lo saben. El estudio prevé que en 2022 el porcentaje de empresas que no tenga a nadie teletrabajando a tiempo completo se estabilice en un 13%, menos de la mitad de lo que había en 2019, por lo que la mejora de las infraestructuras de TI (50%) y las capacidades de trabajo remoto (47%) se han convertido en prioridades de las empresas para los próximos 12 a 18 meses.

Las empresas afirman que sus principales motivos para la abordar la transformación de sus infraestructuras de TI son obtener un mayor control de sus recursos de TI (58%), conseguir la flexibilidad necesaria para cumplir con los requisitos dinámicos del negocio (55%) y mejorar el soporte a los clientes y trabajadores remotos (46%). Por el contrario, sólo el 27% mencionó el recorte de costes como un factor importante.