Las empresas españolas consideran la nube híbrida como el modelo de TI ideal

  • Cloud

cloud hibrida

En España, las empresas siguen ejecutando más aplicaciones en las nubes públicas, aunque se espera que el uso de la nube privada en España aumente en 11 puntos porcentuales durante el próximo año. Un tercio de los encuestados afirma que ya ha desplegado o está en proceso de desplegar una infraestructura hiperconvergente y un 48% planea hacerlo en dos años.

Recomendados: 

Domina la complejidad en el cloud Leer

Capacidades críticas para la monitorización de los microservicios Leer

El 81% de las empresas españolas afirma que la COVID-19 ha convertido a las tecnologías en un factor más estratégico para su negocio y el 85% considera a la nube híbrida como el modelo de infraestructura tecnológica ideal para la “nueva normalidad”. Por ello, el 47% de las organizaciones españolas espera tener implementado un modelo híbrido o multicloud en los próximos cinco años, lo que supone un crecimiento del 34%. Estas son algunas de las principales conclusiones de la tercera edición del estudio anual Enterprise Cloud Index Report elaborado por Nutanix, que ha medido este año el grado de adopción de las tecnologías de cloud privada, pública e híbrida, y el impacto de la pandemia provocada por la COVID-19 en las empresas.

Uno los principales efectos provocados por la pandemia ha sido la generalización del teletrabajo. Así, si en 2019 casi un 32% de las empresas españolas no tenían a ningún empleado trabajando a tiempo completo desde casa, este porcentaje ha caído bruscamente 30 puntos porcentuales este año y se ha situado en apenas un 2% en 2020. Para soportar esta fuerza de trabajo remota, el 57% de las empresas españolas ha aumentado su inversión en la nube pública y el 32% ha aumentado su inversión en la nube híbrida, mientras que el 63% ha llevado a cabo actualizaciones generales en sus infraestructuras TI. El 33% de los encuestados en España afirma que ya ha desplegado completamente o está en proceso de desplegar una infraestructura hiperconvergente (HCI) y un 48% planea hacerlo en los próximos dos años.

Se espera que la penetración de los Data Centers tradicionales se desplome desde el 18% actual hasta apenas el 1% en los próximos cinco años. Hoy, un 19% de las empresas españolas opera todavía exclusivamente con servicios de nube pública y un 15% con nubes privadas. En España, las empresas siguen ejecutando más aplicaciones en las nubes públicas (44%) que la media mundial (34%). No obstante, se espera que el uso de la nube privada en España aumente en 11 puntos porcentuales durante el próximo año.

El ahorro de costes ya no es el principal factor para el cambio de las infraestructuras tecnológicas en las empresas españolas. Sus principales motivos para abordar la transformación son aumentar la flexibilidad (60%), incrementar la agilidad de gestión (56%) y obtener un mayor control de los recursos de TI (53%). El ahorro de costes, por el contrario, ha pasado a ocupar el décimo lugar en la lista, con apenas un 13%.

Finalmente, el estudio señala que, en todo este proceso de transformación y adopción de nuevas tecnologías en la nube, las organizaciones españolas tendrán que afrontar diferentes retos.  Así, más de un tercio de ellas (39%) dice carecer de los conocimientos informáticos o habilidades necesarias para gestionar los entornos de nube híbrida y un 43% cree que le falta de experiencia en tecnologías nativas cloud como kubernetes.

En cuanto a los principales obstáculos que mencionan las empresas españolas a la hora de trabajar con un entorno de nube híbrida, la seguridad (58%) y la gestión de cargas de trabajo en diferentes entornos (50%) son los más mencionados. Curiosamente, sólo el 10% menciona los retos relacionados con los silos que se pueden producir entre los equipos que gestionan nubes públicas y privadas.

“Debido a la nueva necesidad de digitalización forzosa, muchas organizaciones han acelerado proyectos que antes se quedaban sin resolver y nuestra apuesta por una ‘infraestructura digital inteligente’, más flexible, escalable, capaz de implementarse en solo unos días, con un modelo de pago por uso y la capacidad tecnológica de gestionar cualquier nube, ya sea pública, privada, híbrida o multinube, es clave para asegurar su éxito”, afirma Iván Menéndez, country manager de Nutanix para España y Portugal.