6 de cada 10 empresas de todo el mundo ya utilizan o están probando la nube híbrida

  • Cloud

cloud hibrida

El 93,7% de las compañías mundiales considera que la nube es fundamental para satisfacer las necesidades empresariales inmediatas en plena incertidumbre por la pandemia. El mayor impulsor de la adopción de la nube híbrida es la reducción de los costes de TI, además de acelerar el despliegue de aplicaciones y servicios para aumentar la eficiencia operativa.

Recomendados: 

Domina la complejidad en el cloud Leer

Capacidades críticas para la monitorización de los microservicios Leer

La pandemia ha provocado un cambio de mentalidad cultural en las compañías globales, que están adaptando sus planes de agilidad al nuevo escenario: desde la recuperación de la infraestructura y las aplicaciones hasta la generalización del teletrabajo. A pesar de la incertidumbre, la pandemia ha ofrecido una importante oportunidad para acelerar las iniciativas de transformación digital. De hecho, como señala el Hybrid Cloud Report 2021 de NTT, el 89,5% de los encuestados están de acuerdo en que la pandemia ha obligado a sus empresas a confiar más que nunca en la tecnología, y 93,7% considera que la nube es fundamental para satisfacer las necesidades empresariales necesidades empresariales inmediatas en plena incertidumbre por la pandemia.

El informe señala la creciente dependencia de la tecnología, en especial de la nube híbrida, que se considera un elemento fundamental para los procesos basados en datos y las decisiones en tiempo real, tanto presentes como futuras. El 60,9% de las empresas de todo el mundo ya utilizan, o están probando, la nube híbrida, y otro 32,7% tienen previsto implementar soluciones de nube híbrida en un plazo de 12 a 24 meses.

En una época tan incierta, las empresas se siguen apretando el cinturón y recurren a la nube híbrida para reducir los costes y aumentar el rendimiento general de sus organizaciones. El informe revela que el mayor impulsor de la adopción de la nube híbrida es la reducción de los costes de TI (41,3%). Además, el uso de la nube híbrida está ayudando a casi un tercio de las empresas (32,8%) a acelerar el despliegue de las aplicaciones y los servicios para aumentar su eficiencia operativa.

Sin embargo, las empresas necesitan implementar la nube híbrida de una manera que optimice sus entornos para aumentar la eficiencia. Por ello, el 52,7% están muy de acuerdo con la necesidad de recurrir a expertos, como los proveedores de servicios cloud gestionados.

Aparte de reducir los costes, las empresas también tienen que hacer frente a los cambios de actitud en materia de seguridad y cumplimiento normativo, y a las complejidades que supone la implantación de la nube híbrida. El 46,3% de las empresas afirman que las dificultades para gestionar la seguridad de los datos son el mayor obstáculo para la adopción de la nube híbrida. Con el fin de superar estas barreras al trabajar en escenarios tan complejos, las empresas deben elegir un entorno adecuado que permita alojar de forma segura sus aplicaciones de misión crítica en nubes públicas y privadas; así como colaborar con un socio que entienda los sectores en los que trabajan para garantizar el cumplimiento normativo.

El informe revela que el rendimiento de la red y la escasez de conocimientos se consideran asimismo obstáculos importantes para la adopción de la nube híbrida. Si no se abordan adecuadamente a la hora de implantar la nube, estos dos elementos pueden neutralizar las ventajas que esta ofrece.