Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Claves para construir una web centrada en tu cliente

  • Distribución

Mi comercio online

Una buena web genera confianza. Entender a cada usuario, proporcionar una experiencia consistente y adaptarse a sus necesidades ayudará a la compañía a entender los pasos que siguen los clientes a lo largo de su 'customer journey' y a guiarlos en los procesos.

No encontrar la información que se busca o no poder finalizar una compra eleva la tasa de abandono de un sitio web. De hecho, según datos de iAdvize, el 18% de los visitantes deja un website por falta de información sobre los productos y el 13% de ellos necesitan consejos en su compra. Prodware da las claves para crear un sitio web bajo una perspectiva ‘customer centric’ capaz de ofrecer al usuario una experiencia positiva y efectiva:

--Elige una plataforma moderna, potente y atractiva. Para ello, ten en cuenta varios criterios. La velocidad de carga, diseños adaptados a dispositivos móviles, estructuras y rutas claras, funcionalidades de SEO o la facilidad para usar la interfaz y actualizar contenido son algunas de las características y funciones más relevantes.

--Consigue que te encuentren. Para los usuarios puedan encontrarte fácilmente, comienza con una buena optimización de motores de búsqueda (SEO) para posicionarte en los primeros puestos de sus resultados de búsqueda. El primer paso es investigar las palabras clave que están buscando los potenciales usuarios para incluirlas en los contenidos y en la propia estructura de la web.

--Ofrece la mejor primera impresión. De un vistazo tienes que mostrarte visualmente atractivo y aportar valor. Para causar una primera buena impresión influyen muchos factores, desde el aspecto gráfico de la web, la coherencia de los menús, la facilidad para encontrar información, contenidos relevantes o la velocidad de carga.

--Crea una web fácil de usar en cualquier soporte. La competencia en internet es feroz, y si el cliente no encuentra lo que busca en la web, tiene multitud de opciones alternativas a las que recurrir. Por eso, hay que garantizar un ‘customer journey’ fluido en todas sus etapas. Tampoco hay que perder de vista el avance de la omnicanalidad. Si no quieres perder oportunidades de venta, extiende la usabilidad de tu web a todo tipo de dispositivos. No olvides que la mitad del tráfico web proviene de tabletas y teléfonos móviles.

--Sé accesible y guía al usuario. La comunicación entre la marca y el usuario debe ser lo más rápida y sencilla posible. Existen pequeñas acciones que puedes llevar a cabo para agilizar y simplificar este proceso, como colocar tu información de contacto en el margen inferior de cada página, ofrecer múltiples canales de contacto y responder en todos ellos sin hacer esperar al cliente. Para guiar al usuario y convertirlo en cliente, incluye ‘call to action’ con enlaces a recursos e invítalo a contactar con la marca para resolver cualquier duda o ampliar información.

--Monitoriza y conoce a tu audiencia. Si un usuario visita y completa algún formulario, asegúrate de llevar a cabo un seguimiento: revisa el recorrido que ha seguido, en qué secciones se ha detenido más y si se ha descargado algún contenido. Los clientes esperan que los conozcan, por eso es necesario optimizar la web para aprovechar toda esa información proporcionada previamente para ofrecerle recursos útiles, desde promociones a invitaciones). Las herramientas de automatización de marketing y de seguimiento de sitios web ayudan a aprovechar todas las oportunidades.