Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Claves para impulsar las ventas de routers inalámbricos en el canal

  • Distribución

router seguridad networking

Según Context, si los ISP permitieran a los proveedores tener una porción más grande del mercado y si los proveedores ofrecieran recursos expertos para compartir la carga de soporte, generarían un crecimiento. Los proveedores y sus partners pueden aumentar sus ingresos, mientras que los ISP pueden liberar recursos.

El mercado europeo de routers inalámbricos de consumo ha estado disminuyendo en los últimos años. Esta caída en los ingresos y ventas de unidades en el canal es el resultado de implementaciones de banda ancha de fibra e implementación de Wi-Fi AC como estándar en los routers proporcionados por proveedores de servicios de Internet (ISP). En general, los consumidores están contentos con estos routers, ya que son gratuitos o muy baratos. Pero los fabricantes no lo están, ya que significa que más del 80% del mercado de routers de consumo actual está controlado por ISP. Sin embargo, una colaboración más estrecha entre los dos podría mejorar la situación de los proveedores, ISP y clientes finales.

Desde la perspectiva del consumidor, es bastante sencillo: siempre que los ISP proporcionen de forma gratuita un buen routers construido con los últimos estándares de Wi-Fi, los consumidores no verán la necesidad de comprar su propio modelo. Esas son malas noticias para los fabricantes, quienes argumentan cada vez más que si tuvieran más participación en el mercado invertirían más en I+D y, por lo tanto, podrían bajar los precios, lo que afectaría positivamente a los ISP y a los consumidores.

Aunque los ISP a menudo son culpados de la situación actual, lo cierto es que ofrecer más modelos de routers significa mayores dificultades en términos de soporte, especialmente en el diagnóstico de si un problema está relacionado con el hardware o con la línea de Internet. Esto a su vez conduce a clientes insatisfechos, menos renovaciones y ganancias decrecientes. Desde esta perspectiva, los ISP solo están tratando de optimizar el servicio al cliente en lugar de obtener ganancias a expensas de la comunidad de proveedores.

Desde Context se aboga por una colaboración más estrecha entre los ISP y los proveedores, la cual podría funcionar bien para todas las partes interesadas. Si los ISP permitieran a los proveedores tener una porción más grande del mercado y si los proveedores estuvieran de acuerdo en ofrecer a cambio recursos expertos para compartir la carga de soporte, podría impulsar el crecimiento. Los proveedores pueden aumentar sus ingresos, mientras que los ISP pueden liberar recursos de soporte. Esto podría significar más dinero para invertir en nuevas características y servicios para beneficiar a los clientes finales.