Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Este año se venderán menos de dos millones de smartphones plegables

  • En cifras

Huawei Mate X

Samsung y Huawei acapararán la mayoría de los terminales plegables suministrados en 2019. Pronto habrá más proveedores que lanzarán sus propias versiones de smartphones plegables más asequibles, si bien estos dispositivos estarán disponibles demasiado tarde como para influir significativamente en las cifras de ventas de este año.

Más sobre Tendencias TI

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española en datos

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Índice de interconexión global

Smart cities, conectando puntos para crear un futuro más inteligente

SophosLabs 2019 Threat Report

Construyendo las plataformas digitales del futuro

Con motivo del Mobile World Congress, ya se han presentado los primeros smartphones plegables, con el lanzamiento del Samsung Galaxy Fold y del Huawei Mate X. Pronto habrá más proveedores que lanzarán sus propias versiones de terminales plegables, si bien 2019 no será el año en que estos nuevos formatos se generalicen. En este sentido, Canalys prevé que los smartphones plegables seguirán siendo exclusivamente dispositivos de lujo y que este año se venderán en todo el mundo menos de 2 millones de unidades.

"Es ahora cuando los teléfonos plegables se están fabricando en masa, y los proveedores han establecido expectativas realistas sobre su rendimiento de ventas", señala la directora senior de Canalys, Nicole Peng. “Samsung y Huawei acapararán la mayoría de los smartphones plegables que se suministrarán en 2019. Pero alcanzar elevadas cifras de ventas no es su prioridad. El objetivo es atraer el interés del consumidor, y cada proveedor quiere demostrar que puede lograr los mayores avances tecnológicos con sus nuevos diseños industriales".

"El coste es el factor clave que dificultará su adopción", apunta Ben Stanton, analista senior de Canalys. "El diseño 'desplegable' con la pantalla en el exterior (como la del Huawei Mate X) eventualmente se introducirá en dispositivos más baratos, en los que los fabricantes no necesitarán incluir tantas cámaras, ni una segunda pantalla 'externa' (como tiene el Samsung Galaxy Fold), y la curva en la pantalla flexible no tendrá que ser tan estrecha. Pero estos dispositivos estarán disponibles demasiado tarde como para influir significativamente en las cifras de ventas de este año”.

“En 2019 –prosigue Stanton–, los proveedores que ofrecen teléfonos plegables deben garantizar una excelente calidad y durabilidad. Cualquier problema o rotura afectará negativa al formato plegable antes de que haya tenido la oportunidad de generalizarse".