Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

En 2020 se venderán 220 millones de smartphones 5G

  • En cifras

smartphone tienda

El comportamiento del comprador y los desafíos macroeconómicos reducirán la demanda de teléfonos móviles. Los elevados altos de los terminales emblemáticos resultan prohibitivos para algunos consumidores, muchos de los cuales optan por dispositivos de segunda mano. Afortunadamente, los smartphones 5G impulsarán el mercado a partir de 2020.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Las ventas de nuevos teléfonos móviles están cayendo, según un informe reciente de la firma de investigación CCS Insight. La compañía cree que las ventas de 2019 se limitarán a 1.800 millones de unidades, un 3% menos respecto a 2018, algo que atribuye a una serie de factores que incluyen la ampliación de los ciclos de reemplazo de los terminales, una economía china debilitada, y la incertidumbre macroeconómica y política en otros mercados importantes.

La compañía había previsto que las ventas alcanzasen los 2.000 millones de unidades en 2022, pero su nueva perspectiva a cinco años es de 1.900 millones anuales hasta 2023. Marina Koytcheva, vicepresidenta de pronósticos de CCS Insight, señala que "alcanzar unas ventas de 2.000 millones de teléfonos móviles parecía estar cerca hace unos años, pero podría convertirse en un sueño lejano para la industria”.

El cambio en el comportamiento del consumidor es el principal factor del estancado mercado de teléfonos móviles en la mayoría de países. Esta es una tendencia que CCS Insight ha observado anteriormente en Europa Occidental, donde las ventas sufrieron una caída del 23% entre 2013 y 2018. "Recientemente, encuestamos a consumidores en algunos mercados clave de Europa Occidental, y el 35% de ellos dijo que planea mantener su teléfono actual más tiempo que el anterior. Solo el 13% nos dijo que cambiarán su teléfono más rápido que en el pasado. Esta tendencia ha frenado los mercados de Europa Occidental y creemos que dinámicas similares están teniendo un impacto dramático en los Estados Unidos, Donde pronosticamos que las ventas caerán un 9% en 2019", apunta Koytcheva.

A CCS Insight también le preocupa que los precios cada vez más elevados de los smartphones de gama alta estén resultando perjudiciales para las ventas. Koytcheva señala que “durante mucho tiempo, parecía que los grandes fabricantes de teléfonos móviles podían cobrar tanto como quisieran por sus últimos dispositivos estrella, pero parece que se dejaron llevar en 2018. El umbral psicológico de los 1.000 dólares parece haber incitado a algunos consumidores a reevaluar si realmente necesitan reemplazar su teléfono tan rápido como lo han hecho en el pasado".

Sin embargo, esta no es una mala noticia para todos. Las empresas que se centran en las ventas de teléfonos de segunda mano están experimentando un aumento repentino de la demanda, especialmente porque las actualizaciones de software y los precios mucho más bajos que los de los nuevos smartphones emblemáticos hacen que los dispositivos reacondicionados sean atractivos para más y más personas.

Ante estas difíciles condiciones del mercado, los fabricantes de smartphones están poniendo sus esperanzas en los dispositivos 5G. Aunque CCS Insight ahora espera que los envíos de teléfonos 5G tengan un inicio más lento que lo anticipado anteriormente, la compañía ve una trayectoria de crecimiento alentadora desde 2020. "La historia ha demostrado que la introducción de una nueva ‘G’ siempre ayuda a impulsar la demanda de nuevos teléfonos, y 5G no será una excepción", concluye Koytcheva. CCS Insight espera que 220 millones de teléfonos 5G se vendan en 2020, llegando a 930 millones en 2023, para representar casi la mitad de todas las ventas de teléfonos móviles.