Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Aumenta la demanda de auriculares y smartwatches en Europa

  • En cifras

wearables hearable smartwatch deporte

Los auriculares superaron a los smartwatches como los wearables más vendidos en el primer trimestre en la región. Para 2019, IDC espera que el mercado europeo de wearables alcance los 45,6 millones de unidades, con los relojes acaparando la mayor parte del mercado, seguidos de los auriculares.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Las ventas de wearables en Europa aumentaron un 118,5% anual en el primer trimestre de 2019, llegando a los 10 millones de unidades, según datos de IDC. Los auriculares representaron el 40,1% de las ventas en la región, seguidos de los relojes (36,6%) y las pulseras (22,9%). IDC espera que el mercado de los dispositivos wearables en Europa alcance los 45,6 millones de unidades en 2019, y los relojes se llevarán la mayor parte del mercado (43%), seguidos de los auriculares (37%). En general, se espera que el mercado crezca a un ritmo anual del 9,3% hasta 2023.

Europa Occidental representó el 82% del mercado europeo de wearables, que continuó teniendo una mezcla más alta de smartwatches que Europa Central y del Este. Sin embargo, Europa Central y del Este registraron un crecimiento anual de ventas de smartwatches del 140%, lo que demuestra que el apetito de los consumidores por dispositivos de mayor funcionalidad está creciendo, y los consumidores de la región están dispuestos a gastar más en un wearable.

"Aunque los auriculares superaron a los smartwatches, ambos son productos complementarios para un consumidor más conectado", señala Francisco Almeida, analista de investigación senior para dispositivos wearables en IDC. "Estas son dos propuestas de valor muy diferentes. Al comprar un smartwatch, un consumidor está buscando activamente usar un conjunto específico de características que ofrece un dispositivo wearable, algo que no ofrecen todos los auriculares, ya que los consumidores los compran principalmente por el audio, la conveniencia o el diseño, en lugar de por las características adicionales que los hacen wearables.

Los auriculares registraron un crecimiento anual del 298%, impulsado principalmente por Apple. La entrada de Apple en la categoría de auriculares en 2017 fue un hito para el mercado de wearables, cambiando la percepción de los auriculares inalámbricos de los consumidores, lo que llevó a otras compañías a seguir su ejemplo. Eso explica por qué los Airpods y Beats representan más del 50% de la categoría de auriculares en Europa. Ante este éxito, marcas de auriculares como JBL, Jabra, Bose y Sony continúan incorporando funciones inteligentes en sus líneas de productos.

Las ventas de relojes crecieron un 41% en Europa. Apple y Samsung mantuvieron su impulso y compañías como Fitbit y Garmin continúan cambiando sus carteras hacia dispositivos de mayor funcionalidad. La promesa de los relojes híbridos conectados de las marcas de moda aún no se ha materializado, ya que es una propuesta de valor más difícil de vender y comprender para el consumidor medio.

Por su parte, las pulseras crecieron un 149% en comparación con el año anterior, principalmente debido a Xiaomi, Fitbit y Huawei. Xiaomi continúa expandiendo su presencia en Europa, ofreciendo un producto de bajo coste / alto valor que resuena en los consumidores. Fitbit debutó la serie de productos Inspire, aportando más claridad a su cartera con un diseño convincente y un precio asequible.