Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La crisis del Covid-19 tendrá un impacto negativo para el 43,2% de las empresas TIC

  • En cifras

caida

Una de cada tres ha puesto en marcha un ERTE y un 41,5% ha tenido que recurrir a financiación externa. No en vano, el 64,2% de las empresas encuestadas cree que habrá un aumento de la morosidad. Todas ellas exigen un plan de digitalización de la empresa y planes de ayuda para la inversión en TIC.

La Confederación Española de Empresas de Tecnologías de la Información, Comunicaciones y Electrónica (CONETIC) ha publicado los resultados de su barómetro sobre el impacto del COVID-19 en el sector tecnológico, que confirma que el 43,2 % de las empresas afirma que la crisis del coronavirus tendrá un impacto negativo en los resultados de la empresa y requiere de medidas que afectarán al negocio y al empleo. Otro 13,6% de las empresas encuestadas afirma que tendrá un impacto negativo en los resultados de la empresa, pero podrá ser asumido sin otras consecuencias, mientras que sólo el 2,4% afirma que tendrá un impacto positivo en los resultados de la empresa e incluso en el empleo.

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

Analizando la evolución de ingresos, un 39,5 % de las empresas estima una reducción de resultados entre un 10% y un 20%, mientras que un 18,5 % de las compañías prevé una caída de sus resultados entre un 20% y un 30%, y un 14,8% calcula una disminución entre un 30% y un 40%.

Entre las medidas que han iniciado las empresas tecnológicas para hacer frente al coronavirus, el 96,3% ha facilitado el teletrabajo y un 62,2% ha permitido la distribución flexible de la jornada. Sin embargo, el 34,1% ha puesto en marcha un ERTE y un 41,5% ha tenido que recurrir a financiación externa. No en vano, el 64,2% de las empresas encuestadas cree que habrá un aumento de la morosidad.

Al analizar los ERTE, un 50% se han aplicado por reducción de jornada y un 60% han sido de suspensión de contratos de trabajo. La principal razón alegada ha sido por fuerza mayor (un 65%), seguido de causas de producción (un 30%), causas económicas (un 12,5%) y causas técnicas (un 7,5%). En caso de acudir a un ERTE el 46,8 % de las empresas estima que afectará a entre el 10% y el 20% de la plantilla.

De las medidas anunciadas y puestas en marcha ya por el Gobierno, el 62,2% de las empresas encuestadas afirma que la de mayor utilidad ha sido el incremento de las líneas ICO de financiación. Le siguen las suspensiones de plazos que afectan a temas fiscales (un 51,2%), la ampliación de los plazos fiscales que afectan a ingresos a la Administración (un 47,6%), el aplazamiento de deudas tributarias (un 43,9%) y las líneas de avales ICO (un 43,9%). También ha sido significativo (un 41,5%) las medidas que afectan a la contratación pública.

Al preguntar a las empresas sobre las medidas adicionales que debería anunciar y poner en marcha el Gobierno, muchas demandan más ayudas para la transformación digital de la pyme (incluyendo un plan de digitalización de la sociedad española), así como medidas específicas para startups y para las empresas con gran afectación en su negocio.

“Más allá de las medidas concretas para ayudar a las empresas afectadas por el COVID 19 desde el Gobierno se debería apostar por un verdadero plan de digitalización e innovación que inevitablemente pasa por poner en marcha políticas, programas y apoyos institucionales y educativos para fomentar la formación y capacitación tecnológica de empleados y nuevos candidatos para ayudar a las empresas a innovar y mejorar su productividad mediante la aplicación de la tecnología”, señala Tomás Castro, presidente de CONETIC.