Los auriculares representan ya el 60% de los wearables vendidos

  • En cifras

wearables hearable smartwatch deporte

El mercado se ha beneficiado del COVID-19, ya que la salud sigue siendo el principal caso de uso de los wearables. Los wearables también están siendo usados por las empresas para luchar contra la pandemia, tanto para rastrear los síntomas, como para advertir a los usuarios cuando no se mantiene el distanciamiento social.

Recomendados

Diario de un vendedor de tecnología Leer

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

El mercado de wearables creció un 14,1% durante el segundo trimestre de 2020, gracias a la fuerte demanda de hearables y al continuo interés en el seguimiento de las métricas de salud durante estos tiempos difíciles. Si bien el mercado total se disparó a 86,2 millones de unidades durante el trimestre, el crecimiento se distribuyó de manera desigual entre los diversos formatos, según datos de IDC.

"Los auriculares y otros hearables muestran una demanda mucho más fuerte y amplia que los smartwatches y las pulseras de actividad", explica David Myhrer, vicepresidente de investigación del Servicio de Estrategia de Tecnología para el Consumidor de IDC. "La demanda entre aquellos con bajos ingresos se ha reducido casi por completo. Mientras tanto, los consumidores en la cima del mercado siguen siendo optimistas".

En todo el mundo, muchas organizaciones también han comenzado a usar wearables para ayudar en la lucha contra la COVID-19, ya que no solo se utilizan para rastrear síntomas, sino también para advertir a los usuarios cuando no se mantiene la distancia social. Además, muchos proveedores han experimentado un repunte en los servicios. La salud sigue siendo el principal caso de uso de los wearables, pero con el cierre de los gimnasios y las actividades al aire libre limitadas, los usuarios han optado por sesiones de fitness online o vía app, lo que, en última instancia, ha ayudado a los proveedores a incrementar la oferta de servicios de sus negocios de wearables.

Los hearables crecieron un 32,6% y representaron el 60% de todos los wearables durante el trimestre. Apple lidera el segmento, ya que logró vender 23,7 millones de Airpods y auriculares Beats, seguido de Samsung y Xiaomi. Esta categoría continúa dominada por las marcas de smartphones, ya que la oportunidad de venderlos empaquetados sigue siendo alta, mientras que los fabricantes de auriculares tradicionales como Sony, Bose, Jabra y otros tienen una clasificación más baja, pero se enfocan en el extremo premium del mercado.

Los relojes y las pulseras de actividad representaron el 39,2% de todas las ventas. En conjunto, las ventas de estos dispositivos disminuyeron un 4,4% con respecto al año pasado y totalizaron 33,7 millones de unidades vendidas. Los principales proveedores, Apple, Huawei y Xiaomi, ganaron participación y dominio, mientras que muchos otros proveedores lucharon por convencer a los consumidores de que estos dispositivos son "imprescindibles" durante una recesión económica. Dicho esto, ha habido signos de positividad, ya que algunas marcas, como Fitbit, han invertido en la detección de enfermedades, mientras que otras, como Samsung, han implementado servicios para rastrear la distancia física entre los usuarios con el fin de fomentar el distanciamiento social.

A otros wearables, como la ropa conectada, no les fue bien durante el trimestre, ya que la categoría disminuyó un 58,7% anual. El único punto brillante fue Oura, que fue adoptado recientemente por la NBA en un esfuerzo por rastrear la salud de los jugadores durante la pandemia. Si bien la implementación ha sido relativamente pequeña y su eficacia sigue sin estar probada, ha llamado la atención sobre los wearables en su conjunto y puede generar un aumento a corto plazo para toda la categoría.