El mercado de servidores europeo se contrae debido al impacto de la pandemia

  • En cifras

data center servidor

Las ventas de servidores en formato torre disminuyeron un 32,5%, mientras que las ventas destinadas a plataformas en la nube crecieron un 8,9%. Las ventas de servidores estándar optimizados para racks aumentaron un 0,8% en unidades, aunque los ingresos crecieron un 5,1% respecto al año anterior.

Recomendados: 

Planes flexibles para la compra de tecnología. Conoce ISIT de Sothis Webinar

Pruebas de seguridad de aplicaciones estáticas (SAST) Leer

El último informe de IDC sobre el mercado de servidores en EMEA revela que, en el segundo trimestre de 2020, el volumen de ingresos de los proveedores registró una disminución interanual del 5,8% hasta los 3.900 millones de dólares y una disminución interanual del 6,9% en unidades vendidas, con unas 470.000.

Por tipo de producto, el impacto del COVID-19 se puede ver claramente, ya que el mercado de las pymes ha experimentado una desaceleración en el segmento de servidores de negocio y una adopción más rápida de plataformas en la nube. Las ventas de servidores en formato torre disminuyeron un 32,5% respecto al trimestre anterior, mientras que las ventas de equipos personalizados dirigidos a plataformas en la nube crecieron un 8,9% intertrimestral. Lenovo continuó penetrando en el mercado de hiperescala y experimentó un crecimiento significativo en el segundo trimestre. Las ventas de servidores estándar optimizados para racks aumentaron un 0,8% en unidades de manera trimestral, aunque los ingresos crecieron un 5,1% de manera anual.

"Este fuerte crecimiento en los precios medios de venta es el resultado de un cambio hacia un mayor número de sockets y configuraciones de componentes más ricas a medida que el mercado se enfrenta a la transformación digital para garantizar que el negocio continúe en estos tiempos difíciles", apunta Eckhardt Fischer, analista senior de investigación en el grupo de Infraestructura Europea.

Por su parte, Kamil Gregor, analista de investigación senior en el grupo de Infraestructura Europea, señala que "a corto plazo, parece que se superó una caída en el consumo del primer trimestre, pero aún debemos esperar el impacto a largo plazo de la desaceleración económica en los proveedores y compradores de infraestructura y en los consumidores de servicios digitales".