El mercado de smartphones repuntará este año tras la caída del 7% registrada en 2020

  • En cifras

smartphone usuario

Mientras que en el último trimestre Apple se situó como líder ayudado por la buena acogida del iPhone 12, Samsung ocupó la primera posición en 2020 en su conjunto. A diferencia de la primera ola de la pandemia, la industria estaba preparada para el impacto de la segunda ola, en la que adquirieron smartphones para apoyar el trabajo y el aprendizaje remotos.

Recomendados: 

Monitorizando la experiencia de usuario en soluciones SaaS y serverless con Dynatrace Webinar

Global 5G: El auge de una tecnología transformadora Leer

En el cuarto trimestre de 2020, las ventas mundiales de smartphones alcanzaron los 359,6 millones de unidades, lo que representa una pequeña disminución del 2% interanual. De acuerdo con Canalys, Apple suministró la mayor cantidad de iPhones en un solo trimestre, con 81,8 millones de unidades vendidas, un 4% más que el año anterior. Samsung ocupó el segundo lugar, vendiendo 62 millones de unidades, un 12% menos, mientras que Xiaomi, Oppo y Vivo completaron los cinco primeros. Xiaomi creció un 31% hasta los 43,4 millones de unidades; Oppo creció un 15% a 34,7 millones de unidades; y Vivo vendió 32,1 millones de unidades, registrando un crecimiento del 14%. Huawei (incluido Honor) ocupó el sexto lugar con 32 millones de teléfonos vendidos. Es la primera vez en seis años que queda fuera de los cinco principales proveedores de smartphones del mundo. Durante todo el año 2020, Samsung mantuvo la posición de líder mundial, con una participación de mercado del 20%, seguido de Apple y Huawei.

Para la consultora, el éxito del iPhone 12 hace que Apple esté mejor posicionada que sus competidores en 5G. Con foco en los mercados desarrollados y en los canales de venta de los operadores móviles, Apple también hizo movimientos inteligentes entre bastidores para impulsar sus ventas y rentabilidad. La omisión de un enchufe en la caja del iPhone, que reduce el peso y el tamaño, está haciendo que la logística sea significativamente más eficiente, en medio del alto coste del transporte aéreo debido a la pandemia. Y también implementó iniciativas de crecimiento centradas en el canal para orientarse a clientes pymes, que han reforzado la demanda de toda su gama de iPhones.

Huawei retrocedió drásticamente en la mayoría de los mercados como resultado de las sanciones estadounidenses. Para Canalys, su decisión de deshacerse de Honor, sin embargo, puede resultar vital, ya que Honor no está sujeto a las mismas restricciones y se está reanudando el suministro de componentes. A pesar de esto, Honor tiene un desafío colosal por delante. Necesita redefinir la marca, para abordar tanto el mercado premium como el masivo, y ampliar su gama de productos para alcanzar la amplitud de Huawei. Y lo más importante, debe volver a ingresar a los canales que ya están firmando acuerdos con la competencia. Por ejemplo, en canales críticos como los operadores de redes europeos, el proceso de incorporación de proveedores puede tardar más de seis meses. Por esta razón, no se espera que Honor recupere una participación de mercado sustancial a corto plazo.

“La segunda ola del COVID-19 se ha cobrado un precio enorme, pero, a diferencia de la primera ola, la industria estaba preparada para su impacto”, señala Ben Stanton, analista senior de Canalys. “La capacidad de suministró online había aumentado, y los proveedores han adquirido experiencia en eventos de lanzamiento virtual. Además, se compran smartphones para apoyar el trabajo y el aprendizaje remotos. La introducción de las vacunas también está impulsando la confianza empresarial para 2021, lo que permite planificar e invertir. En el futuro, habrá efectos económicos en cadena a medida que se desvanezca el estímulo del gobierno y haya preocupaciones constantes sobre las nuevas cepas de virus. Sin embargo, en general, la confianza en la industria es positiva y en 2021 el mercado de smartphones se recuperará después de la caída del 7% registrada en 2020".