Las ventas de portátiles suben un 54% impulsadas por el gaming y el teletrabajo

  • En cifras

chica con portátil 2

Con el e-learning y el teletrabajo aún vigentes, los compradores aprovecharon las grandes ofertas durante la temporada navideña para adquirir portátiles y Chromebooks. La tensión en la cadena de suministro y el aumento de los costes de los componentes serán una preocupación clave en 2021.

Recomendados

Planes flexibles para la compra de tecnología. Conoce ISIT de Sothis Webinar

La era de la experiencia de cliente sin contacto Leer

Diario de un vendedor de tecnología Leer

A medida que el trabajo remoto y el aprendizaje online continúan en todo el mundo, la demanda de PCs portátiles alcanzó su nivel más alto en el cuarto trimestre de 2020, lo que impulsó un crecimiento interanual del 54% en las ventas de portátiles. Lenovo lideró el mercado con una participación de mercado del 26%, y las ventas de Chromebooks crecieron un 133%.

La industria de los portátiles se aceleró en el último trimestre, a medida que la demanda de los consumidores complementó la demanda sostenida del trabajo y la escuela desde el hogar, según el último informe de Strategy Analytics. No hay duda de que los PCs portátiles han sido el producto más demandado por los consumidores durante la pandemia, con la disponibilidad de varios dispositivos informáticos por hogar como tendencia al alza.

Según Chirag Upadhyay, analista de la industria, “si bien todos los proveedores registraron un crecimiento sorprendentemente alto en las ventas de portátiles durante el trimestre, hubo una tendencia interesante detrás de las cifras. Los volúmenes de portátiles para gaming y de Chromebooks fueron muy fuertes, y con el e-learning aún vigente y los consumidores que buscaban soluciones de entretenimiento de cara a los fríos meses de invierno, los compradores aprovecharon las grandes ofertas durante la temporada navideña. Lenovo aprovechó estas tendencias, además de satisfacer la fuerte demanda empresarial, para liderar el mercado".

De cara al año en corso, Eric Smith, director de Connected Computing, señala que “la tensión en la cadena de suministro y el aumento de los costes de los componentes serán una preocupación clave, ya que se espera que la demanda se mantenga alta en 2021. Por el contrario, el mundo todavía se encuentra en una situación precaria en lo que respecta al control de la propagación de la COVID y los proveedores de portátiles deben estar preparados para las situaciones más difíciles, en caso de que los pedidos empresariales caigan junto con la caída del PIB".