En 2023 habrá 350 millones de dispositivos conectados en España

  • En cifras

conectividad pc chica

Sólo el 35% de los países en vías de desarrollo tienen un acceso a Internet generalizado, frente al 80% de los desarrollados, y únicamente 29 de los 195 países del mundo disfrutan de una conexión asequible. Aunque 9 de cada 10 empleos ya requieren competencias digitales básicas, el 23% de los adultos no saben leer ni escribir en formato digital.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

Informe: Hacia la empresa hiperinteligente Leer

Internet ha cambiado nuestras vidas, transformando la manera en que trabajamos, aprendemos y nos divertimos. Durante la pandemia, 1.200 millones de estudiantes pasaron a la teleenseñanza y el 60% de las empresas tuvieron a más de la mitad de la plantilla teletrabajando, haciendo que el tráfico de las redes aumentase entre un 25% y un 45%. Sin embargo, más de 3.000 millones de personas (el 40% de la población mundial) siguen desconectadas. Sólo el 35% de los países en vías de desarrollo tienen un acceso a Internet generalizado, frente al 80% de los desarrollados, y únicamente 29 de los 195 países del mundo disfrutan de una conexión asequible.

Según el informe Cisco Annual Internet Report, en 2023 habrá 5.300 millones de internautas -el 66% de la población mundial- y 29.300 millones de dispositivos conectados. En España habrá 36,5 millones de internautas y 350 millones de dispositivos conectados. A medida que se conectan más dispositivos, más entidades se vuelven digitales y más servicios se ofrecen online, la brecha digital se amplía.

Para una verdadera digitalización inclusiva, Cisco cree que empresas tecnológicas, Gobiernos y organismos de investigación y de educación deben trabajar para superar la brecha digital, llevando Internet inalámbrico a los países menos desarrollados, núcleos rurales y zonas despobladas, mediante las nuevas tecnologías de 5G y Wi-Fi 6. Según PwC, conectar a los no conectados añadiría 6,7 billones de dólares a la economía global y sacaría a otros 500 millones de personas de la pobreza.

Por otra parte, el tráfico de Internet crece a un ritmo superior al 35% anual, pero gestionar una red cuesta una media de cinco dólares por cada dólar gastado en equipos. Se necesitan redes más económicas y eficientes basadas en nuevos procesadores, sistemas, óptica y software, capaces de reducir los costes totales hasta un 46%, incluyendo un menor consumo energético de entre el 33% y el 50%.

Asimismo, aunque 9 de cada 10 empleos ya requieren competencias digitales básicas, el 23% de los adultos de todo el mundo no saben leer ni escribir en formato digital. Mediante la colaboración público-privada se pueden formar en competencias digitales a estudiantes, y colectivos como desempleados e inmigrantes.