Las ventas de PCs crecen un 5%, pese a los problemas para satisfacer la demanda

  • En cifras

HP soluciones seguridad PC

Canalys espera que el déficit en el suministro de PCs se prolongue hasta bien entrado 2022. Los modelos de trabajo híbridos serán una parte importante de la nueva normalidad postCOVID-19, y requerirán que los proveedores de PCs mejoren las carteras de productos y las estrategias de comercialización.

Recomendados

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

Tendencias tecnológicas de alto impacto para tu negocio Leer

Después de cinco trimestres de crecimiento de dos dígitos, el mercado global de PCs creció tan sólo un 5% en el tercer trimestre, con un volumen total de 84,1 millones de unidades vendidas. A pesar de la reducción en el crecimiento, los volúmenes se mantienen en un nivel notablemente alto, dado el fuerte desempeño de la industria en el tercer trimestre de 2020.

A pesar de la alta demanda, el negocio de PCs sufrió una serie de golpes, lo que hace que sea extremadamente difícil facilitar el suministro. Los proveedores y socios de canal siguen teniendo dificultades para satisfacer los pedidos a medida que persisten los retrasos. Las ventas de portátiles y estaciones de trabajo móviles crecieron un 3% interanual hasta alcanzar los 67,4 millones de unidades, mientras que Las ventas de PCs y estaciones de trabajo de sobremesa aumentaron un 12% hasta los 16,6 millones de unidades.

"La interrupción de la cadena de suministro global y la red logística sigue siendo el inhibidor clave de un mayor crecimiento en el mercado de PCs", señala Ishan Dutt, analista senior de Canalys. "Más de un año después del inicio de la pandemia, la fabricación continúa viéndose obstaculizada por los confinamientos y otras restricciones relacionadas con la COVID-19, particularmente en Asia. Esto se ha visto agravado por una desaceleración masiva en el transporte mundial con precios de fletes y retrasos que se disparan a medida que varias industrias compiten para satisfacer la demanda. Se espera que el déficit en el suministro de PCs dure hasta bien entrado 2022, con la temporada navideña de este año marcada por una parte significativa de los pedidos no cumplidos. Los proveedores capaces de gestionar este período de agitación operativa están diversificando la producción y la distribución para estar preparados para capear la tormenta".

De los cinco principales proveedores de PCs, todos, menos uno, continuaron creciendo. Lenovo lideró el mercado con 19,8 millones de unidades vendidas, regostrando un modesto aumento del 2,5% interanual. HP mantuvo la segunda posición, pero experimentó una caída del 5,7%, con una caída en las ventas de Chromebook a los Estados Unidos que jugó un papel importante en la caída. Dell, en tercer lugar, fue el gran ganador, registrando el mayor crecimiento, cifrado en un 26,7%, con más de 15 millones de unidades vendidas y una ganancia de cuota de mercado de más del 3% con respecto al año anterior. Apple y Acer completaron los cinco primeros con un crecimiento saludable del 14,4% y el 5,7% respectivamente, y el primero también disfrutó de una ganancia de cuota de mercado.

"Si bien hay una marcada desaceleración, en algunos segmentos, especialmente la educación y consumo, existen nuevas oportunidades", explica Rushabh Doshi, director de Investigación de Canalys. "Los modelos de trabajo híbridos serán una parte importante de la nueva normalidad postCOVID-19 y requerirán que los proveedores de PCd mejoren las carteras de productos y las estrategias de comercialización, ya que los procesadores más rápidos, las mejores cámaras y la conectividad en cualquier momento y en cualquier lugar ocupan un lugar central. También es probable que las pymes y las empresas se centren en la facilidad de adquisición, la seguridad y la gestión de dispositivos a medida para mantener estas nuevas políticas a largo plazo. Además de esto, se espera que la demanda de PCs sea sólida por parte de las pymes a medida que varias industrias compiten por compensar el tiempo perdido, y el gasto de los consumidores se desplaza a categorías que estaban restringidas durante el confinamiento, principalmente el turismo y los viajes".