El gasto de TI del sector público en España crecerá un 6,4% en 2021

  • En cifras

Administración Pública

El mercado de servicios asociados al puesto de trabajo en sector público presentará tasas de crecimiento cercanas al 70% en el periodo 2021-2024, impulsadas por la adopción de cloud y servicios de big data y analytics. La mayor concentración de la inversión tecnológica se dará en el mantenimiento de sistemas de gestión corporativos y de aplicaciones heredadas.

Recomendados: 

Administración pública: afrontando la década digital Evento

La actualidad de los Fondos Next Generation EU y las oportunidades para el canal TI Webinar

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento

El sector público español no ha sido ajeno al impacto de la COVID-19. La pandemia ha propiciado una aceleración en su proceso de modernización tecnológica, motivada en gran parte por la necesidad de poder prestar los servicios que los ciudadanos están demandando en la actualidad. Según datos de IDC Research España, el gasto de TI del sector público en España crecerá un 6,4% con respecto a 2020, manteniendo una tendencia estable hasta 2024 para situarse en un CAGR del 1,2%.

El informe “Informe Retos y Prioridades del Sector Público en España ante la llegada de los Fondos Next Generation EU” de IDC revela que el mercado de servicios asociados al puesto de trabajo en sector público crecerá hasta alcanzar los 871,5 millones de euros en 2024, presentando tasas de crecimiento agregado compuesto cercanas al 70% en el periodo 2021-2024, impulsadas por la adopción de cloud y servicios de big data y analytics fundamentalmente. Adicionalmente, el gasto de TI en educación experimenta un incremento del 11% respecto al año pasado, así como de la Administración General del Estado (AGE) y Administración Regional/Local, que aumentan su inversión un 5,2% y 5,1%, respectivamente.

El escenario actual de confluencia de financiación y prioridades de transformación del sector público en España abre un escenario muy positivo para los proveedores de tecnología, en especial en torno a cuatro grandes ámbitos de actuación: cloud y modernización, automatización y experiencia ciudadana, smartwork y seguridad y confianza digital. El informe apunta a una mayor concentración de la inversión en el mantenimiento de sistemas de gestión corporativos y aplicaciones heredadas, áreas en las que el 41,7% de la muestra tiene intención de invertir entre un cuarto y la mitad de su presupuesto. La Administración Regional (54,5%) y las Empresas y Organismos Públicos (41,9%), respectivamente, lo consideran una de las principales prioridades de inversión.

La migración de cargas de trabajo a arquitecturas en la nube, la automatización de procesos inteligentes gracias a la aplicación de tecnología y la manera de afrontar estos proyectos de una manera ágil y segura son prioridades de inversión del sector público en la actualidad. “La inversión en la nube se sitúa en cotas de un 10% de media del presupuesto que dispone el organismo público, siendo la AGE la principal tractora en cuanto a inversión en esta categoría”, confirma José Antonio Cano, director de consultoría y autor del informe.

El uso de canales digitales para la interacción con los ciudadanos y empresas se erige como prioritario. Por ello, evaluar la eficiencia de los procesos internos y buscar las áreas que podrían beneficiarse de una mayor digitalización o analizar opciones para agilizar procesos de bajo rendimiento sin afectar a la prestación de servicios a los ciudadanos son prioridades a abordar en el corto plazo.

La automatización de procesos cobra cada vez mayor importancia dentro del porcentaje de gasto del sector público (18,4% de la muestra invertirá entre el 25% y el 50% del presupuesto en esta partida), aunque también es desigual dependiendo del nivel de la Administración. La Empresa Pública (22,6%) y la Administración Regional (21,2%) son los principales impulsores de iniciativas y proyectos de automatización de procesos, sin duda en búsqueda de la agilidad empresarial que el contexto actual está demandando.

El puesto de trabajo sigue manteniéndose como un reto para los organismos públicos, aunque su importancia es desigual en función del tipo de organismo público que se considere, siendo una prioridad de inversión para la Administración Local. En esta categoría, el 18,4% de la muestra se plantea realizar una inversión de entre el 25% y 50% de su presupuesto para adecuar el puesto de trabajo del empleado público a las nuevas necesidades que impone la situación actual.

Por último, no sorprende que la seguridad se erija como la segunda gran prioridad de inversión a la que la Administración Pública está destinando una mayor cantidad de inversión. El 28,2% de la muestra invertirá entre el 25% y el 50% de su presupuesto en dotar de un mejor entorno de seguridad no sólo de sistemas sino también de datos, con el objetivo de asegurar la privacidad de los datos y generar la confianza digital que demanda el ciudadano. La mayor inversión está prevista por parte de la Administración Regional (42,4%) y Local (25%).