La página web es el canal digital de venta en el que más invierte el comercio español

  • En cifras

comercio electronico

Aunque los clientes han vuelto a la tienda física, tienen más de 9 puntos de interacción diferentes con los retailers y la mayoría de ellos se producen en los canales digitales. En este escenario, los nuevos medios de pago son otro elemento crucial, y el 33% de los comercios ya acepta criptomonedas, mientras que el 52% lo hará en los próximos dos años.

La inflación global, los últimos coletazos de la pandemia o los comportamientos cambiantes de los clientes hacen que los comercios se planteen nuevas formas de desarrollar su negocio. Como señala el estudio State of Commerce de Salesforce, el 45% de los ingresos de los comercios españoles del segmento B2C están impulsados, actualmente, por la tecnología digital, pero esperan que, en dos años, este porcentaje ascienda al 55%, mientras que, en el segmento B2B, estos porcentajes son del 27% en la actualidad y se espera que crezcan al 46% a dos años vista.

Nuevos canales y medios de pago

Los comercios de nuestro país no dudan en invertir en canales que les permitan impulsar sus ventas, como la página web (mencionada por el 66% de encuestados), el TPV (64%), las redes sociales (58%) o los marketplaces de terceros (57%). En el segmento B2B, por su parte, los canales que reciben más inversión son las redes sociales (55%), los representantes de ventas (55%) y la página web (49%).

En este escenario, dominado por lo digital, los nuevos medios de pago son otro elemento crucial. Así, a las opciones más extendidas, como las tarjetas de crédito (aceptadas por el 74% de los encuestados en España), las transferencias bancarias (74%) o PayPal (71%), se unen otros más novedosos como la modalidad “compra ahora, paga después” (54%), Apple Pay (49%) o las criptomonedas (33%). Respecto a estas últimas, el 52% afirma, además, que tiene previsto comenzar a aceptarlas como método de pago durante los próximos dos años.

Además, las nuevas tendencias como el Headless Commerce, que separa el front-end y el back-end en las aplicaciones de comercio electrónico, se abren camino también en nuestro país. Según el estudio, esta modalidad se planea adoptar por el 65% de los comercios españoles de aquí a 2024. Entre las ventajas de esta nueva tecnología, los encuestados destacan una mayor agilidad a la hora de hacer cambios en el ecommerce (78%), mayor flexibilidad (76%), una mejor integración entre sistemas (72%) y la capacidad de añadir nuevos canales de ventas (72%).

La utilización de los datos por parte de los comercios digitales también está evolucionando. Así, alrededor del 90% de los encuestados españoles afirma que su organización utiliza los datos, de forma efectiva, para comprender el comportamiento del cliente, mientras que el 86% asegura que lo hace para adquirir nuevos compradores y para automatizar procesos.

Enrique Mazón, Regional Vice President Commerce Cloud Spain, afirma que “los comercios españoles son muy conscientes de hacia dónde va el ecommerce y están tomando medidas como ajustar sus estrategias de retail para apoyarse en datos fiables, incorporar nuevos canales digitales y añadir opciones de pago emergentes. Todo ello, con el objetivo de optimizar la experiencia de compra y cumplir con las demandas de unos clientes que, aunque han vuelto a la tienda física, tienen más de 9 puntos de interacción diferentes con los retailers y la mayoría de ellos se producen en los canales digitales. Por ello es cada vez más importante centrarse en el cliente y ver el canal físico y los canales digitales como complementarios en el viaje que realiza el consumidor”.