Las ventas de smartwatches y pulseras de actividad caerán un 7% en 2022

  • En cifras

wearable smartphone

Las nuevas compras de adopción y reemplazo se verán limitadas en 2022 y 2023 por los presupuestos limitados. Se prevé que el mercado se recuperará para 2024 y más allá, a medida que las economías mejoran y el interés por los wearables sigue siendo alto. Las ventas alcanzarán los 336 millones en 2026.

Recomendados: 

El "Headless" CMS en la empresa Leer

La optimización de los
los costes IT Informe

Digitalización en las Pymes. Entrevista: director general de Red.es Ver

En 2022 y 2023, el volumen del mercado de wearables disminuirá por primera vez. Se pronostica que la débil economía desacelerará las compras de adopción y reemplazo de smartwatches y pulseras de actividad, ya que el aumento de los precios de los alimentos y la energía obliga a las personas a reducir el gasto en artículos no esenciales, según el último pronóstico de mercado de CCS Insight.

Se pronostica que en 2022 se venderán un total de 215 millones de smartwatches y pulseras de actividad en todo el mundo, frente a los 232 millones vendidos en 2021. "Los efectos de la inflación y los presupuestos ajustados han afectado al mercado de wearables a lo largo de 2022 hasta ahora", señala James Manning Smith, analista senior. "Dado que se espera que las dificultades económicas persistan en el último trimestre del año, generalmente el período más fuerte para las ventas de wearables, incluso la temporada navideña se espera que ofrezca una débil demanda de wearables".

Se espera que la debilitada economía en 2022 ralentice las compras, pero el número total de usuarios de wearables continuará expandiéndose, ayudado por el lanzamiento de nuevos productos. "El inminente lanzamiento del Pixel Watch de Google es un desarrollo que estamos observando de cerca, con la inversión de la compañía en smartwatches que indica un compromiso renovado por los wearables", agrega Manning Smith. "Esperamos que el lanzamiento de Pixel Watch promueva la inversión adicional en relojes impulsados por el sistema operativo Wear de Google, lo que debería impulsar la base de usuarios de smartphones Android".

Las perspectivas para el mercado de wearables siguen siendo modestas para 2023, año en que se espera que las ventas de smartwatches y pulseras de actividad caigan un 1% y un 2% adicional, respectivamente. Se espera una nueva contracción de la demanda para ambas categorías, a medida que los problemas económicos persisten durante todo el año, con las compras de reemplazo y nueva adopción cayendo aún más.