`Hemos salvado el primer envite tecnológico con soluciones de emergencia, pero con escasa estrategia detrás a largo plazo´: Alberto Pérez Cuesta (Exclusive)

  • Entrevista

alberto perez, exclusive

En un momento de difícil situación económica, a consecuencia del COVID-19, algunos sectores como el de servicios se enfrentan a un panorama bastante turbio, con previsiones de crecimiento poco halagüeñas en todos los sentidos, e impactando en la economía española, donde tiene mucho peso. A la contra, otros sectores, como el tecnológico, están viviendo un excelente momento, aumentando ventas y con previsiones a corto-medio plazo muy optimistas. A causa del teletrabajo, las empresas están invirtiendo en adecuar sus infraestructuras, sobre todo en comunicaciones y seguridad, y este sector está creciendo a buen ritmo. Hablamos con Alberto Pérez Cuesta, Business Development Director de Exclusive Networks Iberia, sobre éstas y otras cuestiones.

Teniendo en cuenta la coyuntura compleja que estamos afrontando, ¿se puede decir que nos encontramos ante uno de los momentos más álgidos del sector tecnológico?

Indudablemente, la realidad actual está siendo positiva para la inversión en toda la tecnología que soporta la transformación digital, máxime aquella relacionada con el nuevo paradigma laboral del teletrabajo, la compra y distribución masiva de productos por vía online, o el incremento de reporte digital, clave para analizar en tiempo real la evolución de los distintos mercados, entre otros. A ello se suma la securización global de toda esta infraestructura, aspecto en donde ha habido un incremento importante de inquietud y necesidad.

¿Cuáles son las áreas que más están creciendo?

Desde Exclusive Networks percibimos un incremento en todo lo relativo al teletrabajo, especialmente apoyado en más servicios de aplicaciones SaaS corporativas, servicios e infraestructuras cloud públicas, soluciones de acceso remoto y herramientas de ciberseguridad en todos los aspectos.

Desde el punto de vista de la seguridad, ¿cuáles son las principales demandas? ¿Y en materia cloud?

Las principales demandas han sido las relativas a la publicación de accesos remotos, bien basadas en firewalls o terminadores VPN, o bien a través de las alternativas derivadas de pasarelas SSL-VPN o publicación de aplicaciones remotas. Las mejoras en los procesos de autenticación, en la gestión y auditoría de credenciales e identidades, o la protección del puesto final, son algunos ejemplos de cuánto está evolucionando un mercado que estaba un tanto coartado.

¿Cuánto durará este buen momento de las tecnológicas? ¿En qué se apoyará? Una vez que las empresas se hayan abastecido para hacer frente a los nuevos retos del teletrabajo, ¿qué sucederá?

Ahora mismo es difícil hacer una predicción al respecto: lo que hemos visto hasta el momento es que hemos salvado el primer envite con soluciones de emergencia, pero con escasa estrategia detrás a largo plazo. No obstante, las empresas están empezando a revisar sus inversiones, rehaciéndolas con una visión más estratégica a dos, tres y cinco años.

Ahí hay toda una evolución pendiente de hacer, sobre todo en el sector público, donde se sigue haciendo más foco en el coste de adquisición que en el de innovación, o en la transformación de la inversión a modelos solo OPEX, más sencillos de afrontar y con una mayor flexibilidad de cara a su evolución a futuro hacia modelos y soluciones más eficientes.

¿Pueden las tecnológicas ayudar a estas empresas (del sector servicios) a minimizar los daños o a crecer y a avanzar? ¿Cómo pueden conseguirlo?

Llevamos años hablando del fenómeno de la Transformación Digital como la tabla de salvación para aquellas organizaciones con modelos de negocio arcaicos, inflexibles y poco competitivos. En estos días, con esta crisis económica tan particular, esto no ha hecho más que acentuarse; las empresas se están enfrentando a esa realidad cambiante y tan demandante de resiliencia que tanto se vaticinaba.

Por todo ello, resulta crítico que estas empresas den el salto para poder ser competitivas y adaptarse al cambio impuesto, tratando de digitalizar con mayor ritmo, diseñar propuestas más ambiciosas y, sobre todo, marcando tendencia en sus mercados.

En este punto, es vital reconocer los puntos de mejora y las debilidades que más riesgos generan, para, a partir de ahí, diseñar soluciones de negocio disruptivas, sustentarlas en las soluciones tecnológicas más idóneas (normalmente, no las más económicas) y plantear planes estratégicos a medio y largo plazo, incluyendo una gestión inteligente a futuro, con los recursos de los que se disponen.

Para acceder a la entrevista completa, descargue el número de mayo de IT Reseller, próximamente disponible.