Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

8 de cada 10 páginas web populares cuentan con políticas de privacidad abusivas

  • Seguridad

cookies

El 86% de las webs analizadas incumplen los deberes de transparencia e información básica impuestos por el RGPD, y un 63% la necesidad de consentimiento expreso. Además, prácticamente todas incumplen la obligación de permitir al usuario rechazar directamente las cookies con la misma sencillez con que se aceptan.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

Desde la entrada en vigor del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), los internautas han tenido que habituarse a la aparición de ventanas de consentimiento y a los emails de las distintas organizaciones que buscan su aceptación de la nueva normativa de privacidad. Pero lo cierto es que las páginas web que más visitan los usuarios no se han adaptado de la misma manera. De hecho, según un estudio de PrivacyCloud, el 83% de las páginas web más visitadas cuentan con políticas de privacidad abusivas para el usuario.

Fruto de un análisis a las 100 páginas web más populares según el ranking de referencia de Alexa, el estudio revela que solo 14 de ellas han adecuado su uso de cookies al RGPD durante el año en vigor que tiene la normativa. Con la normativa, el uso de cookies exige el consentimiento previo con mención específica de sus receptores y propósitos, resultando insuficiente la mera navegación o el uso de casillas preseleccionadas. Pues bien, el 86% de las webs analizadas incumplen los deberes de transparencia e información básica impuestos por el RGPD y un 63% la necesidad mencionada de consentimiento expreso. Por otro lado, el 99% incumplen la obligación de permitir al usuario rechazar directamente las cookies con la misma sencillez con que se aceptan, mientras que un 9% equiparan la cesión de datos (mediante su aceptación) a un peaje de acceso.

“Hemos presenciado hasta la fecha una especie de negación de la evidencia por parte de operadores de páginas web o sistemas de publicidad digital, traspasando al usuario la carga de la nueva normativa con intrusivas solicitudes de consentimiento y mayores molestias. Si antes del RGPD teníamos un faldón de cookies suficientemente molesto, ahora asumimos que echar por tierra el 50% de la experiencia de usuario con una ventana emergente que nos cura en salud. El RGPD apunta en la dirección contraria: si el usuario no lo entiende y no lo acepta libremente ya no vale. Tenemos que acostumbrarnos a vivir sin cookies de perfilado y sin compraventa de audiencias, permitiendo que sea el propio usuario quien expone los datos que desee en función de la capacidad que una empresa tenga de transformarlos en un servicio diferenciado”, explica Sergio Maldonado, CEO de PrivacyCloud.