Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 19% de los españoles ha sufrido un acceso no autorizado a sus datos privados

  • Seguridad

navegacion google Internet

Cerca de la mitad de los usuarios españoles de Internet cree que la privacidad total en el mundo digital moderno es imposible, y algo más de un tercio no se ve capaz de proteger su privacidad online, aunque solo el 5% de ellos ha perdido el interés por descubrir cómo mejorar su privacidad.

Internet es algo esencial en nuestras vidas, y mantener nuestros datos y nuestra privacidad a salvo es un reto importante.  El hecho de compartir nuestra información online, sea de forma abierta o porque cae en las manos equivocadas, puede tener un gran impacto en el mundo real. Según Kaspersky, el 19% de los españoles ha sufrido un acceso no autorizado a sus datos privados, que, entre otras consecuencias, provocó stress al 32% y pérdidas económicas al 20% de los afectados.

A pesar de las consecuencias asociadas al uso indebido de los datos personales o la caída en manos equivocadas, un 22% de las personas sacrificaría su privacidad y compartiría sus datos si a cambio obtuviera algo de forma gratuita, y 44% aceptaría incluso dinero a cambio de dar a un completo desconocido acceso total a sus datos personales privados.

Compartir datos online de forma imprudente para obtener ciertos beneficios a corto plazo está dejando a los consumidores expuestos a más riesgos de los que esperaban. De hecho, el 48% de los usuarios españoles de Internet cree que la privacidad total en el mundo digital moderno es imposible.

Mientras que la cantidad de datos personales que se comparten en internet sigue creciendo, un buen número de usuarios se resigna y piensa que sus intentos por mantener su privacidad online están abocados al fracaso. Esta sensación de impotencia es lo que se conoce como fatiga de privacidad, y a menudo lleva a compartir demasiado en redes sociales y a ignorar los riesgos inherentes de seguridad. De hecho, el 42% no limpia su historial de navegación y tan solo el 24% utiliza complementos para bloquear las funciones de seguimiento online.

La fatiga de privacidad está conectada con el hecho de vivir con un sentimiento continuo de que terceros están aprovechándose de su información personal, y de que cualquier esfuerzo por evitarlo es vano. Algunas personas creen que no tienen suficiente poder para hacer frente a la violación de su privacidad. El 36% de los encuestados españoles no se ve capaz de proteger su privacidad online, aunque solo el 5% de ellos ha perdido el interés por descubrir cómo mejorar su privacidad.

Sin embargo, el 60% de los encuestados españoles protege sus dispositivos con contraseña para mantener la privacidad de la información, el 37% revisa y cambia regularmente la configuración de privacidad de los dispositivos, servicios y aplicaciones que utilizan, y el 39% utiliza un software especial para limpiar la memoria de su dispositivo cada cierto tiempo. Además, España es el país europeo en el que un mayor porcentaje de los usuarios (35%) cubre sus cámaras web para mantener la privacidad de los datos, más que los alemanes (31%) o los neerlandeses (26%).