Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La consolidación del almacenamiento permite diseñar infraestructuras modernas

  • Al día

Infinidat

Además de hacer viable sustituir los sistemas actuales de doble controladora por nuevas arquitecturas multi-controladora de gama alta, las arquitecturas de almacenamiento consolidadas permiten una mayor escalabilidad y ofrecen un rendimiento más consistente ante fallos de hardware y/o actualizaciones del software, señala Infinidat.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

Análisis de código abierto Leer 

Infinidat ha publicado un White Paper en el que analiza los nuevos modelos de consolidación de almacenamiento y muestra los beneficios de las nuevas arquitecturas multi-controladora respecto a los sistemas actuales de doble controladora.

“Con frecuencia, las infraestructuras de almacenamiento presentan ineficiencias que son evitables, como complejidad en la gestión, falta de capacidad, problemas de disponibilidad o rendimiento, escasez de funcionalidades, etc.”, explica Israel Serrano, Country Manager de Infinidat Iberia. “La consolidación de almacenamiento resuelve muchos de estos problemas, ya que permite reevaluar decisiones pasadas y diseñar infraestructuras modernas”.

Según Infinidat, entre los puntos débiles a que presenta la gestión del almacenamiento destaca la falta de agilidad, problemas de disponibilidad o de rendimiento, falta de capacidad, falta de skills, o limitaciones presupuestarias. La consolidación del almacenamiento da respuesta a estos problemas y aporta una serie de beneficios, entre ellos, hace viable sustituir los sistemas actuales de doble controladora por nuevas arquitecturas multi-controladora de gama alta. Estas arquitecturas permiten una mayor escalabilidad y ofrecen un rendimiento más consistente ante fallos de hardware y/o actualizaciones del software, y, al reducirse el número de sistemas, se reduce la probabilidad de configuraciones erróneas, lo que contribuye a su vez a disminuir los tiempos de inactividad. Asimismo, reduce la frecuencia de las actividades de mantenimiento, así como los requisitos de energía y refrigeración al decrecer el número de controladoras y puertos en la infraestructura de red.

Los sistemas híbridos más modernos implementan RAID6, que aportan un incremento en el tiempo medio entre pérdidas de datos (MTBDL) en relación con RAID1 y RAID5. A través de inteligencia artificial y algoritmos de machine learning, algunas de estas soluciones se utilizan sistemas auto-gestionados, lo que reduce la presión sobre el equipo de TI, incluso a medida que aumenta la capacidad. Además, el modelo de costes permite una drástica reducción en el coste por TB, lo que a su vez permite adquirir más capacidad adicional.

“Los sistemas multi-controladora ofrecen una mayor disponibilidad, niveles más altos de tolerancia a fallos y actualizaciones no disruptivas y más fiables que los sistemas de doble controladora”, afirma Israel Serrano. “A escala Petabyte, la consolidación del almacenamiento en arrays de este tipo puede ser la decisión más idónea, especialmente si el fabricante se ocupa de la configuración del sistema y la migración de los datos, y se incluyen también modelos de precios elásticos basados en el consumo”.