Una arquitectura adaptable es la base de cualquier negocio en la era digital

  • Al día

digitalizacion-proceso-clave-pymes

Las organizaciones que dan prioridad a la tecnología digital son dos veces más rentables y generan ocho veces más ingresos que sus pares no digitales en la industria. Un requerimiento común es contar con un Core inteligente, pero el 85% de las organizaciones tienen un sistema informático básico anticuado.

Recomendados: 

Arquitecturas de Seguridad, ¿qué ventajas ofrecen? Webinar

Ciber resiliencia: cómo garantizar la continuidad del negocio ante contingencias globales Leer 

Los tiempos inciertos, como en los que nos encontramos en la actualidad, requieren a las empresas contar con una gran agilidad organizativa. Esta es la base principal imprescindible de cualquier empresa que quiera prosperar sean cuales sean los nuevos escenarios que se le presenten, lo cual sólo es posible con un modelo de negocio que cuente con procesos totalmente digitalizados. De ahí que la transformación digital, más que nunca, sea una necesidad básica, en contraposición a hace unos años, cuando era un elemento deseable, pero no obligatorio.

Teniendo en cuenta el actual clima económico, la transformación digital se centrará cada vez más en conseguir resultados financieros.  El Informe “Adaptable Architecture: The Backbone for Digital Business Models” de la consultora IDC y la multinacional Workday apunta que las organizaciones que dan prioridad a la tecnología digital son dos veces más rentables y generan ocho veces más ingresos que sus pares no digitales en la industria. De hecho, para 2025, los CEOs esperan que el 48% de sus ingresos provengan de productos, servicios y experiencias digitales.

El poder de la tecnología es tal que ha permitido a empresas nacidas "en un garaje" convertirse en líderes del mercado en el espacio de unos pocos años. Las organizaciones tradicionales de todos los tamaños también se esfuerzan por aprovechar este poder y convertirse en empresas digitales. Un requerimiento común a todas ellas es contar con un Core inteligente, pero, según datos del informe, el 85% de las organizaciones tienen un sistema informático básico anticuado.

Mientras que las diferentes innovaciones puntuales pueden aportar algún valor, el valor real depende de contar con una columna vertebral ágil que pueda responder a los cambios del mercado de forma dinámica, lo cual se consigue a través de un sistema digital e inteligente.

Una estrategia de digitalización exitosa requiere de una reinvención de los procesos empresariales básicos, donde se convierten en inteligentes, integrados y automatizados. Es decir, contar con sistemas y aplicaciones en la suite supone retrasar la velocidad de la innovación, ya que dependen de actualizaciones completas de software para ofrecer dicha innovación.  Por lo que, tanto la integración de soluciones como el aprovechamiento del cloud son los dos aspectos clave en una organización digital de éxito.