7 de cada 10 líderes de RRHH creen que su departamento debe transformarse

  • Al día

Recursos Humanos RRHH

El "flexiworking" se plantea como el modelo híbrido de trabajo más acertado, por lo que se prevé que Recursos Humanos aumente la inversión en análisis y monitorización de empleados. Asimismo, en 2021 este departamento tomará un papel más proactivo para fomentar la colaboración, y utilizará la IA y el aprendizaje automático en la gestión de personas.

Recomendados: 

Cómo ofrecer un entorno de trabajo seguro en tu empresa Leer

8 pasos para llevar su empresa hacia la transformación digital Leer 

Para el departamento de Recursos Humanos, 2020 ha sido un año desafiante, en el que, mientras las empresas luchaban por sobrevivir, los responsables de RRHH han debido focalizar todos sus esfuerzos en que los equipos humanos salieran lo menos perjudicados posible, utilizando la tecnología de forma innovadora para impulsar una forma de trabajo óptimo y sostenible. Este proceso entra dentro del concepto de ´Digitivación´ impulsado por Sage, que propone el empleo de la digitalización y los entornos digitales para que la reactivación económica sea más rápida y ágil y, a la vez, más humana, flexible y sostenible.

Según Sage, son tres las tendencias que marcarán la labor del departamento de RRHH a lo largo del año:

--RRHH será clave para aumentar la resiliencia empresarial y el trabajo sostenible

La evolución de la pandemia adelanta que los trabajadores seguirán recurriendo al teletrabajo. Así, el nuevo statu quo albergará modelos de trabajo híbridos, en los que el “flexiworking” se plantea como el modelo más acertado.

Las prácticas laborales sostenibles, en las que los empleados están a gusto, cómodos y se sienten apoyados, son claves para la productividad y el éxito empresarial, pero pueden ser difíciles de mantener cuando los empleados no trabajan de forma presencial. Es por esto, por lo que se prevé que RRHH aumente la inversión en análisis y monitorización de empleados, a fin de comprender los cambios que ocurren en la organización en tiempo real. Desde cómo se desarrolla la experiencia del empleado virtual hasta moverse rápidamente para asignar recursos y soporte adicional cuando sea necesario. Así, según Gartner, se espera que esta práctica brinde beneficios reales al 52% de los líderes de recursos humanos.

--Las herramientas de colaboración se convierten en los nuevos gadgets

El hecho de que los equipos no trabajen presencialmente ha hecho que la comunicación se reduzca en cierta manera. Las empresas son conscientes de que la comunicación es un elemento fundamental a la hora de lograr el éxito, por lo que en 2021 el departamento de RRHH tomará un papel más proactivo para fomentar la colaboración. La capacidad para trabajar con colegas se convertirá en un factor central en la evaluación y valoración de los empleados. De manera similar, cuando un proyecto falle, se evaluará al equipo en general para comprender dónde y por qué.

Incentivar la colaboración en un contexto de teletrabajo también requiere de un cambio tecnológico. Las plataformas de colaboración han sido fundamentales para mantener el flujo constante de comunicación entre compañeros, y el siguiente paso que se persigue es integrar estas herramientas con RRHH con el fin de brindar a los empleados un acceso más rápido y sencillo a las aplicaciones, los datos y las opciones de autoservicio. La integración de diferentes herramientas de colaboración también tiene un gran potencial para el compromiso de los empleados. Cada vez más, veremos comunicados importantes de RRHH y agradecimientos virtuales a través de herramientas de reconocimiento de empleados, integradas con las plataformas de colaboración que el personal ya está utilizando.

--La IA brindará un apoyo fundamental a los empleados

2021 también será muy importante para el uso de la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático en la gestión de personas. El poder de la IA radica en detectar patrones y tendencias en los datos que son casi imposibles de notar o analizar para los humanos, y, en base a ello, pueden ofrecer recomendaciones comerciales, proporcionando mejores indicadores que ayudan a los dirigentes a prepararse para los problemas, en lugar de simplemente responder a ellos. De hecho, estamos llegando a la etapa en la que todas las conversaciones laborales, ya sea por vídeo, correo electrónico o mensaje, se pueden medir y analizar.

Al implementar la inteligencia artificial, los equipos de personas pueden lograr análisis precisos de comportamiento y sentimiento. Al analizar una variedad de factores, desde el tono de su voz hasta la hora a la que comienzan a trabajar por la mañana, una empresa puede saber cuándo un empleado está bajo demasiada presión. Así, se puede intervenir para asegurarse de que la persona en cuestión reciba el apoyo que necesita antes de que decida marcharse. Este tipo de actividades formarán la columna vertebral de las iniciativas de trabajo sostenible.