Los equipos de TI se han vuelto más receptivos a las demandas de las empresas

  • Al día

transformacion digital

El 92,4% de los equipos de tecnología están de acuerdo en que su estrategia tecnológica global está alineada, ya sea total o parcialmente, con las necesidades de la estrategia de negocio. La adopción de las tecnologías emergentes y la capacidad de automatizar e innovar a gran velocidad son las estrategias clave que sustentan el futuro del éxito empresarial.

Recomendados: 

8 pasos para llevar su empresa hacia la transformación digital Leer

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer

Un año después del inicio de la pandemia, las empresas de todo el mundo han experimentado importantes transformaciones. En Europa, el 86,7% de los líderes empresariales y de TI coinciden en que la COVID-19 ha provocado cambios significativos en sus procesos operativos, mientras que el 84,5% afirman que ha acelerado sus estrategias de transformación digital. Estas son las conclusiones del informe Global Managed Services Report 2021 publicado por NTT.

Los cambios en los procesos operativos, junto con la aceleración de la transformación digital, han ofrecido a las empresas la oportunidad de reinventar sus estrategias tecnológicas y la forma en que se alinean con su negocio. El 92,4% de los equipos de tecnología a nivel mundial están de acuerdo en que su estrategia tecnológica global está alineada, ya sea total (49,8%) o parcialmente (42,6%), con las necesidades de la estrategia de negocio de la compañía. Del mismo modo, la pandemia ha llevado a los responsables de las empresas a extender a un público mucho más amplio los servicios y soluciones que ya gestionaban las áreas de TI, como la habilitación de una fuerza de trabajo distribuida.

Sin embargo, a pesar de una mayor alineación estratégica, existe una cierta desconexión entre las prioridades de negocio y las de TI. A nivel mundial, el 69,9% de los equipos de operaciones creen que es necesaria una estrategia tecnológica que aumente las oportunidades de mejorar la eficiencia del negocio, pero solo el 48% de los equipos de TI están de acuerdo. Además, el 69,6% de los equipos de operaciones a nivel mundial consideran que la velocidad y la agilidad son un componente clave de la estrategia tecnológica, en contraste con solo el 53,4% de los equipos de TI.

La investigación pone de manifiesto importantes diferencias en los enfoques. Mientras que algunas compañías consideran la optimización de costes como una forma de aumentar la resiliencia, otras empresas audaces y valientes consideran que la pandemia es una ocasión para aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado y crecer, y el 33,8% se apoyan en la tecnología para conseguirlo. Esta cifra se eleva al 41,7% en las empresas que actualmente tienen externalizadas a proveedores externos la gestión de al menos tres cuartas partes de sus funciones de TI.

El estudio también destaca que la adopción de las tecnologías emergentes y la capacidad de automatizar e implementar la innovación a gran velocidad son las estrategias clave que sustentan el futuro del éxito empresarial. Y aunque, en Europa, el 88,2% de los líderes empresariales y de TI están de acuerdo en que las tecnologías emergentes son cruciales para su estrategia tecnológica, un 30,3% creen que cuentan con la tecnología necesaria para alcanzar los objetivos inmediatos de sus empresas.

Esto pone de manifiesto el dilema al que se enfrentan muchas compañías globales: la necesidad de equilibrar las necesidades actuales y, al mismo tiempo, invertir en tecnología y modernización de procesos para aprovechar las oportunidades de crecer y evolucionar; en resumen, ser audaces y valientes. Las empresas que muestran rasgos de audacia y valentía son un 50% más propensas a optimizar sus esfuerzos de transformación digital y a asociarse con proveedores de servicios gestionados para asumir más de la mitad de sus cargas de TI.