Las empresas manufactureras están adaptando sus estrategias tecnológicas

  • Al día

industria

El 81% de los fabricantes afirman que necesitan adoptar nuevas herramientas, como los sistemas en la nube, para realizar predicciones más precisas en relación a su negocio y capacidades de producción. Consideran que la digitalización de las ventas y las operaciones es clave para conseguir un negocio ágil, preparado para el futuro.

Recomendados: 

Transformando España. Nuevos impulsos para la evolución de la administración digital Webinar

Cómo ofrecer un entorno de trabajo seguro en tu empresa Leer

Almacenamiento de vanguardia para la pyme Leer

Salesforce ha publicado su informe Trends in Manufacturing, que muestra los efectos de gran alcance que la pandemia mundial ha tenido en el sector industrial, cómo las empresas han tenido que pivotar hacia nuevas estrategias y modelos, y cómo el uso de las nuevas tecnologías les ha ayudado a prepararse para competir en el contexto de incertidumbre actual.

El 81% de los participantes en el estudio a nivel global afirman que necesitan adoptar nuevas herramientas, como los sistemas en la nube, para realizar predicciones más precisas en relación a su negocio y capacidades de producción. Por otro lado, el 57% de los fabricantes cree que los cambios en las capacidades de ventas serán permanentes y el 56% opina lo mismo de las novedades adoptadas en el campo del servicio al cliente.

De acuerdo con el estudio, la incertidumbre ha revelado una necesidad imperiosa de agilizar el funcionamiento de las empresas, y presenta una oportunidad para remodelar ciertas funciones. Es el caso de las funciones relacionadas con los clientes, que se han visto alteradas por la pandemia de forma permanente.

Los nuevos modelos de negocio, como dejar de ser un mero vendedor para ofrecer servicios, componen una parte importante de la estrategia de los fabricantes que miran al futuro, y que consideran la digitalización de las ventas y las operaciones clave para conseguir un negocio ágil, preparado para el futuro.

En lo que respecta a España, el 94% de los fabricantes afirma que sus capacidades de servicio al cliente han cambiado como resultado de la pandemia y el 49% cree, además, que estos cambios serán permanentes. Dada la importante incidencia que ha tenido la pandemia en el sector, los fabricantes están buscando nuevas formas de mejorar los procesos y las operaciones para mantener el ritmo de la competencia, y, de cara a los próximos 24 meses, los fabricantes españoles aseguran que sus mayores prioridades son aumentar la eficiencia de los procesos (92%) y mejorar la planificación de la demanda (90%).

La falta de transparencia en los datos y la existencia de equipos aislados en silos dentro de las empresas manufactureras pueden suponer un reto para los directivos a la hora de prever con precisión las ventas, algo que, dada la situación económica, es cada vez más importante. El 82% de los fabricantes españoles considera que las herramientas heredadas son el mayor reto al que se enfrentan. Esto, añadido al 80% que señala que los equipos de ventas y operaciones están aislados en silos, deja claro que la industria debe evolucionar hacia una mentalidad cada vez más unificada y digital para obtener el máximo valor para sus negocios y clientes.