Solo el 37% de los equipos de TI pudo entregar los proyectos encargados en 2020

  • Al día

digitalizacion-archivos-indra-race

Los equipos de IT invierten alrededor de un tercio de su tiempo en proyectos de integración, siendo los silos de datos un reto para el 90% de las organizaciones. El 77% de las organizaciones afirma que no completar las iniciativas de transformación digital repercutirá en los ingresos del año que viene.

Recomendados

Planes flexibles para la compra de tecnología. Conoce ISIT de Sothis Webinar

La era de la experiencia de cliente sin contacto Leer

Diario de un vendedor de tecnología Leer

Los retos de integración continúan suponiendo un gran bloqueo para las iniciativas de transformación digital. Así lo indica el Informe de Referencia de Conectividad 2021 de MuleSoft, que concluye que los equipos de IT invierten alrededor de un tercio de su tiempo en proyectos de integración, y que las integraciones personalizadas están costando a las grandes empresas una media de 3,5 millones de dólares al año.

Las organizaciones pidieron a los departamentos de IT que entregaran de media un 30% más de proyectos este año, una cifra que no deja de crecer año tras año (315 proyectos en 2021 frente a 242 proyectos en 2020). Solo el 37% de los encuestados afirmó haber podido entregar todos los proyectos de IT el año pasado (frente al 41% del año anterior).

A medida que avanzan las iniciativas digitales, la integración ha surgido como un factor crítico para determinar el éxito y la velocidad de la transformación digital en todas las industrias. La migración de aplicaciones a la nube (51%), la habilitación del trabajo a distancia (48%) y la automatización de los procesos de negocio (47%) fueron citadas como las iniciativas clave en las que se centran las organizaciones para 2021. Les siguen de cerca el uso de las TI como recurso para crear un entorno de trabajo seguro, la modernización de los sistemas heredados y la integración de las aplicaciones SaaS (cada una de ellas con un 45%).

La integración seguirá siendo un área de gran importancia, ya que las organizaciones buscan conectar y obtener más valor de sus aplicaciones y datos, tanto nuevos como ya existentes. Casi 9 de cada 10 encuestados señalan los problemas de integración como un obstáculo para llevar a cabo la transformación digital. Si esta tendencia continúa, se corre el riesgo de paralizar iniciativas empresariales clave para muchas organizaciones. De hecho, el 77% afirma que no completar las iniciativas de transformación digital repercutirá en los ingresos del año que viene.

De media, las organizaciones utilizan 843 aplicaciones individuales. Sin embargo, solo el 29% de estas aplicaciones están integradas. Asimismo, sólo el 18% de las organizaciones integran las experiencias de los usuarios finales en todos los canales, y el 48% afirma que les ha resultado difícil hacerlo. Sin embargo, para aquellas organizaciones que han integrado con éxito las experiencias de los usuarios finales, el aumento de la fidelidad de los clientes (53%), la transformación del negocio (53%) y la innovación (50%) han sido los principales beneficios.

Más de dos tercios (69%) de las organizaciones afirma tener un enfoque descendente de la estrategia de integración y APIs. Esto supone un aumento respecto al 63% del año pasado, lo que pone de manifiesto la creciente importancia de la integración para alcanzar los objetivos empresariales.

Aunque la mayoría de las organizaciones (96%, frente al 80% del año pasado) están utilizando APIs para desarrollar integraciones y nuevos proyectos, las mejores prácticas en torno a la reutilización de APIs siguen siendo un área de mejora. La reutilización del código, las API y las plantillas de mejores prácticas se ha estancado en los últimos dos años. Las organizaciones tienen una media del 42% de estos activos y componentes internos disponibles para su reutilización. Se trata de un área llena de oportunidades, ya que las empresas que aprovechan las APIs experimentan un aumento de la productividad (59%), del autoservicio (48%) y de la innovación (46%).

Más de un tercio (36%) de las organizaciones afirma tener un enfoque maduro para permitir que los usuarios que no son de TI integren fácilmente las aplicaciones y las fuentes de datos a través de las API. Otro 44% afirma estar en proceso de desarrollo, lo que pone de manifiesto la intención que tienen las organizaciones de potenciar a los usuarios empresariales con la integración.