Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 56% de los compradores españoles tienden a adoptar nuevas tecnologías

  • Distribución

retail IoT

En España predominan los 'spendsetters', aquellos consumidores que prefieren la experiencia online, y que están muy por delante en el uso de prácticamente todos los dispositivos. El 65% de los spendsetters sería más fiel a un retailer si pudiera comprobar el stock online antes de ir a la tienda.

Black Friday y Cyber Monday dan el pistoletazo de salida a las compras de la campaña navideña, fechas en las que las marcas rebajan sus productos para incrementar sus ventas. En este contexto, Adyen ha llevado a cabo un estudio bajo el nombre “La experiencia: nuevo campo de batalla en el retail” que analiza el comportamiento de los consumidores en un entorno minorista. Los resultados revelan que los españoles destacan a nivel europeo por marcar tendencia en el consumo, con un 56% de consumidores amantes de lo digital y que tienden a adoptar las nuevas tecnologías muy temprano (spendsetters).

El informe divide a los consumidores en tres tipologías: los spendsetters, que prefieren la experiencia online y representan el 51% de la muestra; los resisters que son los consumidores menos entusiastas por la tecnología y que solo representan el 8% de los participantes; y los fence-sitters, que son propensos a dejarse convencer por los spendsetters y empiezan a asimilar las tecnologías poco a poco, y representan el 41% de total. La principal diferencia entre spendsetters y resisters es la tecnología que utilizan para comprar. En este sentido, los primeros están muy por delante en el uso de prácticamente todos los dispositivos a excepción de los móviles básicos. Además, el 49% de los spendsetters prefiere la compra online, frente al 15% de los resisters.

Los spendsetters son un segmento de alto valor que previsiblemente se expandirá con el tiempo. Según el estudio, el 65% de los spendsetters sería más fiel a un retailer si pudiera comprobar el stock online antes de ir a la tienda, y el 69% incrementaría la frecuencia de compra online si recibiera recomendaciones e información de producto y pudiera realizar la compra a través de un chatbot. Asimismo, la mitad dijo que les gustaría tener información personalizada basada en su ubicación y que le gustaría usar la app de la marca para pagar en la tienda física. Por último, el 57% considera que una experiencia de pago sin pasar por caja le animaría a comprar más.

Por otra parte, el estudio recalca que la facilidad a la hora de pagar juega un papel importante en la experiencia de compra y un impacto directo en las conversiones. De hecho, uno de cada tres consumidores encuestados está muy satisfecho con poder disponer de un método de pago rápido y sencillo, aunque solo el 41% de los retailers proporcionan a los consumidores opciones de pago innovadoras. Respecto al pago contactless, el 80% de los españoles encuestados afirma sentirse cómodo usando este sistema de pago.

Sobre las reacciones cuando el comercio no acepta el método de pago preferido por los consumidores, en España el 36% de los encuestados señalan que no volverían a comprar en ese comercio. En contrapartida, el 25% indica que esto no les afecta nada en la compra y al 24% les influiría solamente en que gastarían un poco menos en ese comercio. En este sentido, cabe destacar que la falta de opciones de pago suele dar como resultado ventas perdidas. De hecho, se calcula que en los últimos 12 meses los retailers han perdido en Europa 1.300 millones de euros en potenciales ventas por no ofrecer a los consumidores sus métodos preferidos de pago.