Los mayoristas de TI europeos aumentarán sus ingresos un 3,7% en 2022

  • Distribución

generica distribucion canal

Context pronostica un crecimiento del 5,8% en el cuarto trimestre, seguido de un debilitamiento en los trimestres sucesivos. Las tendencias de trabajo híbrido continuarán impulsando la demanda de hardware, mientras que el crecimiento también provendrá de la infraestructura de TI y la inversión del gobierno en salud y educación.

  Recomendados....

» Comunicaciones unificadas en modo suscripción Guía
» Desarrollo de Apps móviles con low-code en industria y servicios de campo. 30Nov. Webinar 
» Administración Digital: progreso y vanguardia. 29-30 Nov. Foro

Se prevé que el crecimiento de los ingresos de los mayoristas de TI europeos en 2022 se sitúe en un 3,7%, en comparación con el año anterior, excluyendo las telecomunicaciones, según Context. Se trata de un dato significativo dado el pronóstico sombrío del FMI, que recientemente rebajó el crecimiento global del PIB del 4,4% al 3,2% para 2022. Excluyendo las telecomunicaciones, Context pronostica un crecimiento del 5,8% en el cuarto trimestre de 2022, seguido de un debilitamiento en los trimestres sucesivos provocado por la recesión y la reducción de los pedidos pendientes.

Las predicciones de Context para 2022 se basan en el fortalecimiento de la infraestructura, el software y los servicios, impulsados por la demanda empresarial de servidores, redes y almacenamiento. Los problemas de la cadena de suministro que afectaron a los componentes de red y de servidor, en particular, se aliviaron en el tercer trimestre, aunque todavía hay largos plazos de entrega para algunos productos de red.

“Las tendencias de trabajo híbrido continuarán impulsando la demanda de hardware, mientras que el crecimiento también provendrá de la infraestructura de TI y la inversión del gobierno en salud y educación, respaldada por los fondos NextGeneration EU”, explica Adam Simon, Global MD en Context. “Por otro lado, la demanda de los consumidores se ha suavizado gracias al aumento del coste de vida, la incertidumbre económica y el espectro de la recesión, y continuará haciéndolo hasta 2023”.

Sector por sector

Para el cuarto trimestre de 2022 y más allá, Context divide nuestro análisis en seis sectores clave:

--PCs. La demanda de PCs seguirá siendo baja debido a la caída de la confianza del consumidor, con la inflación elevando los precios. Las empresas también se mantendrán cautelosas, ya que es probable que la demanda de PCs disminuya y no se vislumbren proyectos educativos importantes respaldados por el gobierno.

--Pantallas. Las pantallas se verán fuertemente influenciadas por una disminución continua en la demanda de los consumidores, por un lado, y la creciente demanda comercial, por el otro, debido a la renovación en las oficinas. El regreso a los eventos masivos en vivo también debería ayudar al mercado de pantallas de gran formato.

--Impresión. Las ventas seguirán estando influenciadas por la incertidumbre geopolítica y económica y la alta inflación, lo que socavará la confianza tanto de los consumidores como de las empresas. Las pymes serán el principal impulsor del mercado de impresoras durante el resto de 2022, aunque persisten los desafíos de la cadena de suministro.

--Infraestructura empresarial. La infraestructura empresarial está en racha. Los centros de datos experimentarán el mayor crecimiento en la distribución que cualquier otro sector en los próximos meses, y habrá grandes oportunidades en software y servicios de seguridad. El software de infraestructura continuará brindando un sólido flujo de ingresos para los mayoristas con las habilidades y el enfoque para aprovecharlo.

--Servidores y almacenamiento empresarial. Las ventas de servidores y almacenamiento empresarial tendrán un buen desempeño gracias a la reducción de los retrasos en el suministro, la mejora en la disponibilidad de los componentes y la sólida demanda empresarial de almacenamiento, a pesar de la pérdida del gran mercado ruso.

--Networking empresarial. Las ventas de redes empresariales se beneficiarán significativamente de una relajación de las restricciones de la cadena de suministro, especialmente en el segmento de switching empresarial. El trabajo híbrido y la transformación digital también impulsarán la demanda, aunque la caída de los precios, la reducción de los ingresos y las exigentes comparaciones interanuales pueden limitar el crecimiento.