Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de infraestructura de TI empresarial se contraerá este año

  • En cifras

infraestructura servidores

En el escenario más probable, los ingresos del mercado de servidores disminuirán un 3,4%, mientras que los ingresos por ventas de sistemas de almacenamiento empresarial externos caerán un 5,5% en 2020. Muchas empresas optarán por una adopción más rápida de servicios en la nube para satisfacer sus necesidades de computación y almacenamiento.

El gasto de los usuarios finales en infraestructura de TI, incluyendo servidores y sistemas de almacenamiento empresarial, disminuirá en 2020 como resultado de la pandemia del coronavirus. De acuerdo con IDC, en el escenario más probable, los ingresos del mercado de servidores disminuirán un 3,4% anual hasta los 88.600 millones de dólares, mientras que los ingresos del mercado de sistemas de almacenamiento empresarial disminuirán un 5,5% hasta los 28.700 millones en 2020.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Se espera que el mercado de servidores disminuya un 11% en el primer trimestre y un 8,9% en el segundo, para regresar al crecimiento en la segunda mitad del año. Por su parte, se prevé que el mercado de almacenamiento externo disminuirá un 7,3% en el primer trimestre y un 12,4% en el segundo, antes de regresar a un ligero crecimiento a fines de 2020, con una mayor recuperación en 2021.

Para IDC, el escenario más probable implica un gran impacto negativo que comienza en China y se extiende a otras regiones antes de disminuir a finales de año, influenciado por los cambios en la demanda por parte de los compradores de TI, la escasez de la cadena de suministro y los retrasos logísticos, el aumento de los precios de los componentes a corto plazo y un clima económico y social debilitados.

Algunas industrias (transporte, hotelería, comercio minorista, etc.) se enfrentan a la reducción significativa de la actividad de los consumidores y al cierre de negocios, y otras se ven afectadas por un inesperado aumento en la demanda de servicios. Ante la incertidumbre económica, muchas empresas se ven obligadas a considerar una adopción más acelerada de los servicios en la nube para satisfacer sus necesidades de computación y almacenamiento. Este aumento en la demanda ha ejercido una presión no planificada sobre la infraestructura de TI en los centros de datos de proveedores de servicios cloud, lo que generó una demanda creciente de servidores y componentes del sistema. Como resultado, el mercado de infraestructura de TI tiene dos submercados que van en diferentes direcciones: disminución de la demanda por parte de los compradores empresariales y aumento de la demanda por parte de los proveedores de servicios en la nube.

Kuba Stolarski, director de investigación de Infraestructura de TI en IDC, afirma que "si bien IDC cree que el impacto a corto plazo será significativo, a menos que la crisis siga fuera de control, es probable que esto no afecte a los mercados a partir de 2021, momento en el que veremos una recuperación sólida con las plataformas cloud liderando el camino."