Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La alta demanda de portátiles y tablets en Europa deja sin stock al canal

  • En cifras

teletrabajador

La interrupción de la cadena de suministro en China tras el cierre en Wuhan durante el Año Nuevo chino redujo las entregas en el mercado europeo entre un 15% y un 20% en el primer trimestre. La interrupción de la logística internacional y el cierre de fronteras en Europa están contribuyendo a prolongar los plazos de entrega.

Las cifras iniciales de ventas en el primer trimestre en Europa sugieren un aumento de un tercio en la demanda anual de portátiles y tablets, ya que los bloqueos del COVID-19 han llevado a las empresas a equipar a los empleados para trabajar en casa y los estudiantes se han preparado para estudiar de forma remota.

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

"Esto ha llevado a que muchos retailers y distribuidores en Europa Occidental se queden sin existencias", señala Paul Malini, director de investigación de IDC EMEA. "La interrupción de la cadena de suministro en China tras el cierre en Wuhan durante el Año Nuevo chino redujo las entregas en el mercado europeo en aproximadamente un 15% a un 20% en el primer trimestre. Más del 90% de los PCs portátiles y tablets importados en Europa son fabricados y ensamblados en China".

De cara al segundo trimestre, vemos que el sector de producción en China está en gran medida de nuevo en pie, pero la interrupción de la logística internacional y el cierre de fronteras en Europa están contribuyendo a prolongar los plazos de entrega. "El problema se revirtió", apunta Malini. "La pregunta ahora para el sector es si el aumento de la demanda que vimos en el primer trimestre se mantendrá en el segundo a medida que las empresas vacilan y muchos otros prefieren conservar efectivo".

El pronóstico actual de IDC es que el sector de dispositivos de computación personal no sufrirá tanto por la rápida contracción a nivel económico como muchos otros sectores, ya que es clave para la productividad de los trabajadores. Sin embargo, se espera que muchos pedidos de ordenadores para oficina se pospongan, ahora que las empresas optan por recortar gastos, al igual que las licitaciones del gobierno, ya que los gastos estatales se centran en combatir el virus.

Para Europa Occidental, el escenario "probable" de IDC a finales de marzo en términos de dólares es una caída del mercado de dispositivos de computación personal de solo un 5%, caída que en Europa Central y Oriental puede ser marginalmente mayor.