Los perfiles TIC han registrado un aumento salarial del 7% en 2021

  • En cifras

Perfiles 2020

Las áreas de seguridad, desarrollo y entorno cloud son las que cuentan con un crecimiento superior, siendo el de cloud architect el perfil con el mayor aumento salarial. El nivel de incertidumbre ha provocado un aumento de las contrataciones de servicios externalizados, más que en modalidades de contratación interna.

Recomendados: 

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

Mejorando la experiencia del trabajador remoto Webinar

Informe: Hacia la empresa hiperinteligente Leer

La transformación digital y la crisis provocada por el COVID-19 han sido hechos determinantes que han llevado a que el profesional TIC cobre más importancia en la gestión de la empresa. De hecho, el 24% de las ofertas en España ya pertenecen a este sector. En este contexto, Setesca Talent ha presentado el estudio “Salarios estimados perfiles IT 2022”, que revela que los perfiles TIC han registrado en 2021 un aumento salarial de un 7% con respecto al año anterior, un aumento que ha sido superior en las áreas de seguridad, desarrollo y entorno cloud.

Este incremento está provocado por una tendencia a migrar sistemas a cloud y a una necesidad de implementar herramientas de seguridad para garantizar el buen funcionamiento de la organización. El perfil que más ha aumentado su salario, un 20%, es el de cloud architect, que es el profesional que se encarga de administrar de una manera eficiente las estructuras en la nube, y sus funciones abarcan todo lo relacionado con servidores, plataformas, soluciones de almacenamiento, conectividad y software, seguido de posiciones como tech lead, arquitecto de software, scrum master o data analyst.

El estudio destaca, por detrás de posiciones directivas como CIO o IT Manager, tres puestos: applications manager, CISO y consultor ERP. El applications manager dispone de un salario estimado de entre 80.000 y 100.000 euros; el CISO (Chief Information Security Officer) cuenta con una horquilla de entre 70.000 y 90.000 euros; y el consultor ERP se mueve entre los 58.000 y los 63.000 euros.

Sin embargo, el nivel de incertidumbre ha provocado un aumento de las contrataciones de servicios externalizados (60% de los procesos) más que en modalidades de contratación interna (40% de los procesos).