La guerra generará unas pérdidas de 5.500 millones para el mercado TIC en 2022

  • En cifras

IDC mercado TIC

El gasto europeo crecerá menos de lo esperado, un 2%, frente al 3,7% previsto anteriormente. Habrá efectos negativos en los niveles de precios de la energía, impulsando la inflación y limitando los presupuestos de las organizaciones en toda Europa. La baja disponibilidad de productos y los precios inflados también reducirán el gasto entre los consumidores.

La guerra entre Rusia y Ucrania representa un fuerte golpe para el mercado mundial de las TIC, y sus efectos persistirán en los próximos años. Según el Worldwide Black Book: Live Edition de IDC, el conflicto generará una caída del gasto mundial en TIC por valor de 5.500 millones de dólares en 2022. Según IDC, se espera que el gasto en TIC crezca un 4% a nivel mundial, frente al 5% esperado en la actualización anterior.

El gasto europeo crecerá más lentamente de lo esperado, un 2% en 2022, frente al 3,7% previsto anteriormente. La desaceleración del crecimiento está impulsada por el impacto de la guerra en Europa Central y Oriental, donde el gasto en TIC disminuirá un 10% en comparación con las previsiones anteriores. El gasto en TIC será menor en Rusia, donde se espera que el gasto disminuya en un 25%, y en Ucrania, donde se espera que el mercado disminuya un 54%.

Según la última actualización de la Guía Mundial de Gasto en TIC de IDC, el conflicto afectará el gasto en todas las industrias de Europa Central y Oriental, pero las industrias de recursos, consumo, transporte, servicios personales y de consumo, y educación verán las mayores caídas.

El impacto de las sanciones en las exportaciones de energía rusas, junto con la interrupción de la cadena de suministro, afectará particularmente a las industrias de recursos. Las prohibiciones recíprocas del espacio aéreo entre Rusia y la UE, así como el aumento de los precios del combustible, ejercen una presión adicional sobre el transporte. La interrupción de la cadena de suministro en la cadena de valor de los alimentos, las materias primas base y los productos terminados afectará a algunos segmentos de fabricación y distribución, mientras que la reducción de la disponibilidad de productos y los precios inflados también reducirán el gasto entre los consumidores, con efectos indirectos en la mayoría de las industrias B2C.

Rusia y los países de Europa Central y Oriental experimentarán la interrupción de las redes y las cadenas de suministro de TI y la mano de obra calificada, lo que contribuirá a una reducción en el gasto en telecomunicaciones este año. Por último, pero no menos importante, las prioridades en los presupuestos gubernamentales se han desplazado rápidamente hacia la defensa y las medidas para contener el impacto de la inflación y la escasez de recursos, lo que ha llevado a recortes en otras áreas, incluida la educación.

El impacto de las severas sanciones contra Rusia, con muchas empresas internacionales que se retiran del país, está eliminando 1.200 millones en gastos de TIC en el país. La educación, los servicios personales y de consumo, y las telecomunicaciones, estarán entre los sectores más afectados en Rusia este año.