La repentina caída de la demanda de smartphones golpea a los principales proveedores

  • En cifras

smartphone usuaria seguridad

La situación de exceso de oferta está exigiendo más de las capacidades de planificación de los proveedores que el período de escasez. Canalys vaticina que habrá crecientes tensiones a lo largo de toda la cadena de suministro de smartphones, ya que la debilidad de la demanda probablemente continuará durante un período prolongado.

Las ventas mundiales de smartphones cayeron a 287 millones de unidades en el segundo trimestre de 2022, la cifra trimestral más baja desde el segundo trimestre de 2020. Samsung lideró el mercado con 61,8 millones de teléfonos vendidos y una cuota de mercado del 21%. Apple se mantuvo en el segundo lugar, con 49,5 millones de iPhones suministrados y una cuota de mercado del 17%, seguido de Xiaomi con 39,6 millones de unidades vendidas, mientras que OPPO y vivo completaron los cinco primeros con 27,3 y 25,4 millones de unidades, respectivamente.

"El mercado global de smartphones está sufriendo un segundo período de caída de las ventas después de una breve recuperación en 2021, y la repentina caída de la demanda está afectando a los principales proveedores", explica el analista de investigación de Canalys, Runar Bjørhovde. " Samsung está impulsando estrategias de precios agresivas y fuertes promociones para su serie A de gama baja, aprovechando la producción rentable de ODM para estimular la demanda de los consumidores en el mercado masivo. En el segmento premium, Samsung puso foco en los teléfonos plegables y la serie S como impulsores de ganancias en los mercados desarrollados. Mientras tanto, la sólida demanda de la serie iPhone 13 en América del Norte, China y Europa permitió a Apple crecer a pesar de los vientos en contra. La gama alta ha demostrado ser relativamente resistente durante la recesión, mientras que las promociones y las opciones de financiamiento han ayudado con la asequibilidad".

La escasez de la cadena de suministro ya no es el problema más apremiante, ya que los pedidos de componentes se están reduciendo rápidamente y los proveedores han comenzado a preocuparse por el exceso de oferta. Esto ha dado lugar a recortes de precios para componentes clave, lo que reduce los costes para los proveedores. Los proveedores podrían utilizar esos ahorros adicionales para mejorar la competitividad de los nuevos lanzamientos en la segunda mitad del año. Al mismo tiempo, eso podría hacer que deshacerse de los modelos antiguos sea aún más difícil. La situación de exceso de oferta está exigiendo más de las capacidades de planificación de los proveedores que el período de escasez.

"Habrá crecientes tensiones a lo largo de toda la cadena de suministro de smartphones, ya que la debilidad de la demanda probablemente continuará durante un período prolongado", apunta Toby Zhu, analista de Canalys. "El mercado está experimentando condiciones comerciales excepcionalmente desafiantes. Los proveedores deben mejorar la transparencia al trabajar con proveedores de componentes y socios de canal en los siguientes trimestres. Los problemas geopolíticos, una caída en la confianza del consumidor y la alta inflación continuarán dañando el desempeño futuro del mercado, a pesar de los próximos nuevos lanzamientos y ventas de la segunda mitad de 2022".