Los profesionales más demandados serán los relacionados con el ámbito de TI

  • Al día

pandemia-empleo

El 80,6% de las empresas reconoce que, antes de la pandemia, no disponía de un departamento destinado a la gestión del ámbito tecnológico. El 42,1% admite que las habilidades blandas o soft skills han ganado peso dentro de las competencias que requieren a su plantilla, siendo la “Gestión del tiempo” la más valorada.

Recomendados: 

Los tres pilares de una Transformación Digital B2B exitosa Leer

Administración pública: afrontando la década digital Foro

El 49% de las empresas considera que los trabajadores con un nivel de cualificación correspondiente al de técnico, técnico superior y FP, son los que mejor se adaptarán a sus necesidades futuras. Frente a este porcentaje, apenas el 23,5% estima que el tipo de cualificación que necesitarán de su fuerza laboral en un entorno post-pandemia, será el de graduado universitario, master y doctorado; y el 19,3% cree que será el de un nivel de cualificación equivalente a ESO y graduados de primaria.

Así se desprende del estudio “Necesidades de las Empresas en materia de Recursos Humanos en un entorno post-COVID”, realizado por la Cámara de Comercio de España, y en el que un 45,3% de las firmas participantes, admiten que la pandemia ha supuesto impacto en materia de gestión de personal, con un efecto de mayor intensidad entre las compañías de mayor tamaño, del sector servicios, y con menor antigüedad.

El 56,1% de las organizaciones asegura que los profesionales más demandados en el futuro serán los relacionados con el ámbito tecnológico, seguidos por los “Profesionales técnicos con FP” (27,7%) y los “Profesionales de ámbito comercial” (13,9%). Sin embargo, el 80,6% de las empresas reconoce que antes de la pandemia, no disponía de un departamento destinado a la gestión del ámbito tecnológico y de ellas, únicamente un 12,6% admite haber detectado esa necesidad a raíz de la crisis del COVID-19.

Paralelamente, el 42,1% de las compañías admite que las habilidades blandas o soft skills han ganado peso dentro de las competencias que requieren a su plantilla, especialmente por parte de las compañías de mayor dimensión, más jóvenes y dedicadas a actividades de servicios.  Entre estas soft skills, la “Gestión del tiempo” es la más valorada por un 50% de las empresas. Le siguen, “Trabajo en equipo” (37%), “Habilidades digitales” (27,8%) y “Creatividad” (27,3%).

El estudio también refleja que el 49% de las empresas adoptó un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en algún momento durante la pandemia. En el otro lado, entre las empresas que no utilizaron la herramienta del ERTE, un 25,5% incorporó personal durante ese periodo, siendo el perfil de “Técnico de apoyo” el contratado por el 36,1% de las compañías.